< volver

Alimentos que ayudan a combatir el dolor

Por Laura Pire, 8 de marzo de 2013

Hace unos pocos post, os hablé de la interesantísima relación que existe entre la vitamina D y el control del dolor. Seguro que conocéis a alguna persona con un problema tan común como la hernia discal o la fibromialgia. Aunque este texto pueda resultar un poco técnico en algunos puntos, me parece importante repasar este tema con vosotros por si es de utilidad para personas que sufren dolor.

Los pacientes con carencia de vitamina D requieren mayores dosis de medicación contra el dolor que los pacientes que no presentan este déficit. Este es el resultado de un estudio reciente. La vitamina D está relacionada con la salud de los huesos y la fuerza muscular. Su deficiencia se convierte en una fuente de dolor y problemas neuromusculares.

Estos estudios sugieren que cualquier persona que sufren de dolor crónico como la fibromialgia, debería controlar sus niveles de vitamina D, ya que si existe una carencia, solucionarla podría mejorar significativamente el dolor, la movilidad y la calidad de vida.

Para llegar a tener una deficiencia de vitamina D, no sólo afecta el hecho de tener una dieta pobre en este elemento, sino que también hay otros factores que pueden disminuir la presencia de esta vitamina, sin nosotros saberlo: patologías como la insuficiencia renal, defectos en la absorción de nuestro tracto digestivo u otros factores relacionados con la exposición a la luz solar.

Esto os va a encantar. La vitamina D se activa en la piel gracias a la luz solar, por eso se pone a los niños al sol para evitar el raquitismo. En países con muy poca luz del sol, como Noruega o Suecia, a las vacas en las cuadras se les pone lámparas de rayos UVA para mejorar la presencia de vitamina D en la leche. ¿No es genial?

Otras circunstancias vitales que afectan a tener una vitamina D baja, sin saberlo:

  • Vivir en regiones poco soleadas o con mucho frío y que nos obligue a llevar mucha ropa y permanecemos tapados mucho tiempo.
  • Permanecer muchas horas en casa o en residencias sin salir al aire libre, como la gente mayor enferma.

¿En qué alimentos hay vitamina D?

Pescados como anguilas, sardinas, bocartes, parrocha, pescado pequeño para freír, salmón, bacalao o atún. Es una vitamina liposoluble que se encuentra en la grasa de estos pescados. También aportan vitamina D en pequeñas cantidades, las aves como el pollo o el pavo, setas, la yema del huevo o la leche.

Comentarios (1)

 

Por Ana Letelier Valenzuela, 30 de marzo de 2013

excelente yo sufro de la columna ya me operaron y ahora esperando nueva operación para fijar la columna los dolores no se los doy a nadie me interesa todo sobre alimentación y para peor con depresión duermo muy poco y colum para q le digo,me interesa toda información emn la que me pueda ayudar mil gracias

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)