< volver

Aliviar los problemas digestivos durante el embarazo

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 4 de septiembre de 2015

Aliviar los problemas digestivos durante el embarazo


¿Estás embarazada y sufres algunos síntomas digestivos propios de esta etapa? Ardor, acidez, estreñimiento o incluso vómitos, son algunos de los síntomas digestivos que pueden producirse durante el embarazo, siendo en ocasiones bastante molestos. ¿Te suenan? En la cocina de Alimerka te damos algunos consejos para prevenir su aparición y aliviar aquellos que son inevitables que se produzcan. ¡Vamos allá!


Naúseas y vómitos:
Factores hormonales, olores desagradables o algunos alimentos, pueden desencadenarlos. Para prevenirlos te damos unas sencillas pautas:

1. Desayuna alimentos de textura sólida, evitando los líquidos. El yogur o queso fresco serán una buena elección para sustituir la leche. Del mismo modo, es recomendable consumir frutas troceadas, pan o galletas. ¡Realiza un desayuno completo!

2. Haz comidas ligeras y poco densas. Comer hasta notarnos excesivamente llenos puede aumentar el malestar y las nauseas. Si además comes de manera tranquila, masticando bien los alimentos, tus digestiones serán mucho más ligeras.

3. Come con frecuencia y no dejes pasar más de 3 horas. Las comidas ligeras y frecuentes alivian las naúseas. Algunas embarazadas sienten predilección por los hidratos de carbono como pasta o arroz, mientras otras prefieren los alimentos proteicos como queso o carnes magras. ¡Elige lo que mejor te siente!

4. Utiliza el jengibre, esta raíz tiene propiedades antieméticas y puede ser una buena solución para aliviar las naúseas. ¡Pruébalo, te encantará!

5. Evita los olores fuertes o aquellos alimentos que te resultan desagradables.



Pirosis: acidez y ardor.
La pirosis, conocida como acidez o ardor es una compañera habitual en algún momento del embarazo, para prevenirla te damos algunos consejos:

1. Realiza comidas ligeras y evita acostarte justo después de realizarlas. Come cantidades moderadas y si quieres descansar, hazlo con el torso elevado.

2. A la hora de acostarte, evita comer al menos dos horas antes. Esto hará que hayas hecho la digestión y la posibilidad de reflujo sea mucho menor.



Estreñimiento.
Para prevenir el estreñimiento nada mejor que asegurar un adecuado aporte de fibra (25-30 g al día), agua (unos 8 vasos) y realizar ejercicio físico diariamente, de manera que ayude a normalizar el tránsito intestinal. Algunas pautas para mantenerlo a raya son:

1. Consumir 3 raciones de frutas y 2 de verduras al día.

2. Elegir alimentos ricos en fibra e integrales.

3. Tomar un kiwi o un zumo de naranja natural en ayunas.

4. Incluir salvado de avena o semillas de lino en las diferentes comidas, con el yogur.

5. Consumir ciruelas desecadas, rehidratadas en agua, durante la noche anterior.

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)