< volver

Aprovechar al máximo los alimentos en 7 pasos

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 25 de marzo de 2015

croquetas

Cocinar utilizando la totalidad del alimento, está de moda. Además, supone un ahorro para nuestros bolsillos, que nunca está de más, sobre todo, en estos tiempos. En realidad, esta forma de cocinar ya estaba inventada, pero no había llegado a la alta cocina. Si preguntamos a nuestras madres o abuelas, comprobaremos que algunas de ellas ya lo ponían en práctica a diario. El objetivo de esta tendencia es promover formas de cocinar usando los alimentos de un modo ya conocido, pero que durante un tiempo dejamos en el olvido Así, cocinar reciclando los alimentos, nos permite aprovechar al máximo los alimentos, ser creativos y ahorrar. ¿Podemos pedir más? Desde la cocina de Alimerka de contamos 7 pasos que te permitirán aprovechar al máximo tus alimentos y recuperar esta forma de utilizar los alimentos, si es que aún no lo haces.

Reciclando alimentos.

1. Restos de pollo, carnes o pescados, pueden ser transformadas en unas deliciosas croquetas. Acompáñalas con unas verduras y serán un plato completo y fácil de digerir.

2. Las verduras y legumbres que nos sobren, pueden triturarse y servirse en puré. Si además, nos ha sobrado pan, podemos hacer unos picatostes y añadirlos. Idóneo para los más pequeños y para los no tan pequeños.

Frutas muy maduras y restos verduras.

3. Las frutas que estén muy maduras, a punto de estropearse, pueden emplearse para hacer macedonias o licuados junto con ingredientes como leche o yogur o incluso agregarlos en ensaladas. ¡una opción rica y saludable!

4. Si te sobra salsa de tomate, puedes hacer arroz y servirlo con huevo o plátano. Un plato completo y que a todos gusta.

¿Tiras el caldo de cocer las verduras?

5. Si has cocido verduras, no deseches su caldo. Congélalo o utilízalo para cocer arroz o pastas, esto ayudará a enriquecer y realzar el sabor de los platos.

¿Te ha sobrado?

6. Si has hecho demasiado arroz o pasta, no la mezcles con el resto de ingredientes, guárdalos en un recipiente y sírvelo junto con otros platos como guarnición de los mimos. Incluso se pueden utilizan en tortilla o para hacer hamburguesas vegetales.

7. Con los restos de carnes o pescados, y sus trozos menos vistosos para cocinar, puedes hacer caldos para sopas o concentrados, que posteriormente puedes congelar para su uso posterior. También puede picarse para hacer hamburguesas o nuggets de pescado o carne. Recomendado para los niños que les cuesta comer pescado.

Con estos pequeños consejos, podrás sacar el máximo provecho a tus alimentos y disfrutar de menús saludables con unos simples pasos. ¿Te animas a ponerlos en práctica?
 

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)