< volver

Azúcar e inflamación: ¿debilita nuestro sistema inmune?

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 4 de noviembre de 2020


¿El azúcar debilita al sistema inmunitario? ¿Sabemos diferenciar los diferentes tipos de azúcar que podemos encontrar en los alimentos? ¿Tienen todo el mismo efecto en el organismo? Sobre este alimento existen gran cantidad de creencias, pero debemos saber diferenciar cuáles son ciertas y cuáles no, ya que no todos los azúcares son malos. Por ello, saber elegir aquellos integrados en los alimentos es esencial, debido a que, además de ser sanos tienen un efecto positivo para el buen funcionamiento del sistema inmune.

 

Azúcares, no todos iguales

¿Sabrías decir si lo azúcares de las frutas son iguales que los de un refresco azucarado? La diferencia radica en que unos son propios al alimento (intrínsecos) y los segundos han sido añadidos (azúcares libres). A parte de estos dos tipos, quedarían aquellos alimentos que son mayoritariamente azúcares como la miel, los jarabes, siropes, etc. ¿Son iguales? ¡Para nada! La ciencia nos dice que los azúcares propios de alimentos tales como frutas, verduras o leche no solo son sanos, sino que se aconseja su consumo en nuestra dieta diaria. Sin embargo, los otros dos grupos son los que debemos controlar y limitar su consumo.

Azúcares libres y sistema inmune

Los azúcares libres consumidos en exceso generan problemas como sobrepeso, hiperinsulinemia, elevación del perfil lipídico (colesterol, triglicéridos, etc.), un aumento en la permeabilidad intestinal, facilitando el paso de agentes nocivos al organismo, o inflamación crónica de bajo grado, que a la larga puede desembocar en la aparición de diferentes patologías y debilitar al sistema inmune. ¿La solución? ¡No pasarse con los azúcares libres y aumentar el consumo de alimentos que se sabe que tiene un efecto antiinflamatorio en organismo!

Alimentos antiinflamatorios

Los alimentos no curan, pero sí pueden ayudarnos a promover un adecuado funcionamiento de nuestro medio interno, promover el adecuado funcionamiento de nuestro sistema inmune y retrasar e incluso evitar el desarrollo de ciertas enfermedades. Así es que comer bien y reducir la ingesta de azúcares libres y sustituirlos por otros con acción antiinflamatoria es la mejor medida para intentar estar sanos. ¿Qué alimentos pueden ayudarnos?

Frutas ¡no tengas miedo a abusar de ellas! Las frutas son fuente de fitoquímicos como carotenos, flavonoides y otras sustancias de acción antiinflamatoria que pueden protegernos de diversas enfermedades. Así uvas, moras, manzanas, granada, cítricos o piña no pueden faltar este otoño en tu dieta.

Semillas de lino, chía y aceite de oliva virgen extra. Un chute de ácidos grasos antiinflamatorios y vitaminas antioxidantes. Estos alimentos son todo un elixir de salud.

Pescado azul, ¡grasas de las buenas! Su aporte de ácidos grasos EPA y DHA hace del pescado un alimento excepcional para combatir la inflamación. Así es que no lo dudes e incluye pescado azul en tu dieta al menos dos veces por semana.

Vegetales, ¡fuente de salud! Comer más vegetales es la base para preservar la salud. Y es que los alimentos vegetales frescos como la cebolla, el brécol, la calabaza y el reto de vegetales de temporada son fuente de compuestos bioactivos con amplios beneficios para la salud y ayudan a combatir el desequilibrio interno. Así es que al menos la mitad de nuestro plato debería contener alimentos vegetales. Y si sumas bebidas como té y potencias el sabor de tus platos con especias como la cúrcuma, estarás aumentando su efecto protector.

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)