< volver

Beneficia tu salud con los pimientos

Por Laura Pire, 9 de octubre de 2013

Beneficia tu salud con los pimientos

Los pimientos son una hortaliza. Son sabrosos, nutritivos y muy saludables. Existen más de siete mil variedades de todos los tamaños, formas, colores y sabores: dulces, picantes, pequeños, grandes, redondos, alargados, rojos, verdes, amarillos, anaranjados… Toda una perfecta variedad con diferentes tolerancias para cada aparato digestivo, que si buscamos la opción más adecuada, todos podremos probar y disfrutar.

La temporada de máxima producción va de julio a octubre, pero actualmente los tenemos disponibles en el supermercado en cualquier época del año. En la cocina española son totalmente imprescindibles.

La cualidad más curiosa del pimiento es su poder picante. Esto sucede porque algunas variedades contienen un elemento llamado capsicina que según su concentración, pica un poco o pica a muerte. Es el auténtico olor a pimiento picante, que somos capaces de detectar. Ocurre esto en variedades como la cayena, los chiles, la guindilla o los pimientos de Padrón. Existen hasta festivales del picante en los que la gente compite por soportar. Conozco a algún participante…

El sabor picante tiene virtudes curativas o estimulantes de la autocuración del organismo. Por ejemplo, el picante es muy útil como calorífico en catarros y también como expectorante, ya que tiene la capacidad de fluidificar la mucosidad y promover su eliminación a través de la tos.

Si algo tienen en común todas las variedades, tanto picantes como dulces, es que constituyen un cóctel antioxidante por su extraordinaria cantidad de vitamina C (190mg por cada 100g de pimiento), vitamina E, carotenoides y flavonoides. Estas sustancias previenen enfermedades como las cataratas, la arteriosclerosis, los ataques cardíacos o algunos tipos de cáncer. Colaboran en la curación de las infecciones, normalizan la presión sanguínea y mejoran la circulación. Alivian las molestias de las varices y previenen la creación de hemorroides.

Contienen muy pocas calorías: 26 por cada 100 gramos de pimiento. Esto lo convierte en un ingrediente que no debe faltar en nuestra lista de la compra si queremos crear unos menús ligeros.

El mayor inconveniente de los pimientos es que a cierto porcentaje de la población le producen una digestión difícil. Se repiten, dan ardor e incluso llegan a indigestar. Mi recomendación si es que gustan mucho, es probar con las distintas variedades dulces, amarillo, rojo, naranja y verde, muy bien asados, de altísima calidad y siempre pelados. Muy posiblemente así, se logre tolerar alguna de las variedades con total normalidad y disfrutando de una digestión tranquila. Los pimientos asados en bote de la marca Alimerka, por ejemplo, son realmente buenos y tienen una alta aceptación a este nivel. Muy recomendables.

Comentarios (2)

 

Por belen, 20 de noviembre de 2013

hola laura, los pimientos es mejor comerlos en crudo o cocidos. gracias

 

Por Laura Pire, 26 de diciembre de 2013

Hola Belén. Para garantizar la mejor digestión de los pimientos es preferible cocinarlos hasta que queden bien blanditos y sobre todo, pelarlos. ¡Un saludo!

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)