< volver

Beneficios de llevar una alimentación saludable

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 16 de octubre de 2015

Beneficios de llevar una alimentación saludable.


Lo que comemos no solo nos da energía para enfrentarnos a nuestra rutina diaria sino que además es fuente de salud, nos permite crecer y desarrollarnos e influye en la manera en la que envejece nuestro organismo con el paso de los años. Por ello, llevar una dieta saludable junto con estilos de vida adecuados, es indispensable para vivir plenamente y hacerlo por más tiempo. Si quieres saber cómo en la Cocina de Alimerka te contamos en qué consiste y cuáles son los beneficios de llevar una dieta saludable.

¿Qué es una dieta saludable?

Si quieres saber si tu dieta es todo lo saludable que debieras, toma nota. Según los expertos, una dieta saludable posee un bajo contenido de grasas saturadas, colesterol y sodio y es rica en fibra y ácidos grasos esenciales (omega 3 y 6).  Así que si consumes de manera frecuente frutas, verduras, cereales, legumbres, lácteos, frutos secos, carnes magras y pescado azul, puedes decir que llevas una dieta saludable, si no es así, ¡mejor que revises lo que comes!

Beneficios de comer de manera saludable.

- Permite mantener la mente despierta. El cerebro, para llevar a cabo sus funciones, necesita determinados nutrientes de manera continuada, de  tal modo que una dieta saludable y organizada, permite el constante flujo de estos nutrientes y su adecuado funcionamiento.

- Te ayuda a controlar el peso. Llevar una dieta equilibrada con bajo contenido de grasas y azúcares, permite mantener mejor el peso y mantenerlo estable a largo plazo.

- Mejora la capacidad de respuesta de tu sistema inmune. Dado que el sistema inmune está relacionado con gran cantidad de nutrientes, mantener una alimentación adecuada hace que este se defienda de manera más eficiente de los agentes extraños y sea más  difícil que las bacterias actúen provocando infecciones.

- Mantiene el colesterol y la glucosa, a raya. Las dietas desequilibradas y poco saludables elevan los niveles de colesterol y glucosa pudiendo ser peligrosos para la salud cardiovascular y el desarrollo de diabetes tipo 2. Llevar una dieta variada, equilibrada y compensada reduce la posibilidad de padecerlos o sufrir estas enfermedades a largo plazo.

- Eficaz para controlar la tensión arterial. Una dieta rica en frutas y verduras puede ayudarte a  reducir los problemas con la  tensión  arterial y ¿por qué? Los responsables son las vitaminas y minerales como el potasio que contienen. Además, las personas que comen de manera saludable, suelen mantenerse activas y no practicar hábitos tóxicos, lo que reduce notablemente la posibilidad de padecerla.

- Promueve el equilibrio y adecuado tránsito intestinal. Si tomas diariamente fruta, verdura, y cereales integrales, no tendrás problemas para cubrir la cantidadde fibra diaria necesaria. Esta, además de mejorar el tránsito intestinal y regular su equilibrio, reduce el riesgo de determinadas enfermedades como las cardiovasculares o algunos tipos de cáncer. ¡Recuerda consumir una cantidad adecuada!

- Mejora el estado de ánimo. Determinados nutrientes como el hierro, ácido fólico, algunas vitaminas del grupo B o los  ácidos grasos omega-3 pueden influir en nuestro estado de ánimo. Una dieta variada, aporta la cantidad necesaria de estos  y mantiene el equilibrio nuestro estado de ánimo, así como una actitud positiva.

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)