< volver

Cinco consejos para recuperar la línea después de verano

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 23 de septiembre de 2016

dieta


Si este verano te has dejado llevar, y has comido y bebido más de la cuenta, es probable que se refleje en tu báscula. ¡Es la hora de tomar cartas en el asunto! No te dejes llevar por los kilos de más y plántales cara. Con una dieta baja en grasas y rica en alimentos vegetales, podrás conseguirlo. Además te permitirá entrar en el otoño con energía y a gusto contigo mismo. ¿Quieres conocer nuestros consejos? Acompáñanos en La Cocina de Alimerka y aprende cómo recuperar la línea después del verano.

Consejo 1. ¡No te dejes llevar por los kilos de más!

La ganancia de peso muchas veces es la excusa perfecta para dejarse llevar y comer más de lo que necesitamos, abusar de alimentos carentes de nutrientes y muchas calorías o dar rienda suelta a nuestros antojos. Esto no solo empeorará la situación sino que a la larga puede que perdamos en control sobre lo que comemos. Así que, ¡plántale la cara!

Consejos 2. Sigue una rutina regular de comidas

Fracciona tu alimentación en cinco o seis comidas a lo largo del día. Puedes hacer dos medidas mañanas, si tu jornada laborar empieza muy temprano, pues esto hará que llegues a la hora de comer con menos hambre y venzas la ansiedad por picotear antes de sentarte a la mesa a comer. No te saltes la merienda y para cenar, elige platos ligeros y con poca grasa. De postre, nada mejor que una fruta de temporada. Y por supuesto, ¡acuérdate de desayunar todos los días!

Consejo 3. Controla las grasas y opta por las de alta calidad

Reducir el consumo de grasas, es la opción más acertada a la hora de intentar perder peso. ¿Significa esto que debemos eliminarlas por completo? La respuesta es no. Lo que debemos es optar por vigilar el aporte de grasas y elegir las de mejor calidad. Así las grasas procedentes de frutos secos, frutas como el aguacate, el pescado azul o el aceite de oliva virgen extra, son las grasas más saludables y a las que debes dar preferencia. Eso sí, no sobrepases las tres cucharadas soperas de aceite de oliva al día, un puñadito de frutos secos o medio aguacate diario, repartido en dos tomas. De esta manera, harás un reparto más que suficiente de grasas.

Consejo 4. Aumenta el consumo de alimentos de origen vegetal

El arroz o la pasta con verduras, las ensaladas templadas, las legumbres en potaje o como sustituto de carnes y pescados o el uso de cereales como la quínoa, te aportarán gran cantidad de energía y pocas grasas respecto a otros alimentos. Y si además necesitas alimentos que te sacien, puedes emplear algunas semillas, como las de chía.

Consejo 5. Muévete

Mantenernos activos y alejados del sofá no solo trae beneficios para la pérdida de peso y la tonificación del organismo. Sino que también resulta positivo para el bienestar emocional. Combate el estrés y te ayuda sentirte más satisfecho contigo mismo. Si ya lo practicas entenderás de lo que te hablamos y si no, te animamos a que pruebes.

Si te lo propones, recuperar la línea después de las vacaciones, ¡será pan comido!

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)