< volver

Claves para volver a la normalidad después de vacaciones

Por Laura Pire, 14 de septiembre de 2012

Se acerca el momento de guardar la toalla de playa en el armario y de despedir a nuestros amigos que nos visitan en verano, hasta la fiesta que viene. Seguramente hasta nos apetece volver a la normalidad de horarios. La falta de luz, el descenso de las temperaturas, todo ayuda a recogerse y a recuperar hábitos saludables como tener más organizada la compra, la cocina y volver a las clases en el gimnasio.

Hagamos la vuelta a la normalidad de forma escalonada esta vez y tendremos mejores resultados, porque no es cuestión de mandar la diversión al cuerno de un día para otro, sino de empezar a organizarnos desde la última parte del verano y que no se nos junten los kilos de verano con los de navidad.

  • Aprovecha la actividad física veraniega para simultanearla desde ya, con el gimnasio o una rutina que sea compatible con el invierno. Si nadaste mucho este verano, vete a la piscina de tu barrio o club un día que haga malo y coge la costumbre. Si has caminado mucho, no pierdas el hábito y organiza paseos con algún amigo o familiar para empezar ya. Acuérdate de que si llueve, el paraguas funciona. No dejes de hacer ejercicio por el tiempo, que vivimos en Asturias y ya sabemos lo que hay.
  • Haz una compra hoy mismo para llenar la despensa de conservas de verduras. Si no sabes si comerás en casa porque vives el verano a salto de mata, es bueno que tengas comodines sanos que te permitan hacer bien alguna toma. En verano pasamos el día fuera de casa, pero según se acerca el otoño, empezamos a hacer más comidas en nuestra cocina y es bueno tener la posibilidad de preparar platos ligeros rápidamente. Olvídate del “ya empezaré el lunes”. No hace falta cortar el disfrute de forma radical, pero podemos empezar haciendo bien algunas comidas que nos pillen en casa.
  • Reduce progresivamente la ingesta de alcohol y picoteos. Si estabas saliendo a tomar algo todos los días, una cañita a mediodía, otra por la tarde... empieza a cortar por algún lado y verás como empiezas a aligerar. Cambia alguna de las tomas por zumo de naranja y ya comenzarás a cuidar tus defensas de cara al cambio de temperatura.
  • Para cuidar la piel y el pelo después del verano, la fruta de temporada que aún se puede comprar tiene grandes cantidades de vitaminas antioxidantes, regenerantes de la piel y protectoras para tus defensas. Nectarinas, ciruelas, melocotones, paraguayos, etc. Es importante ayudarse a recuperar la salud y la hidratación del pelo y la piel con estas frutas que están a nuestra disposición. No olvides añadir en tus comidas alimentos integrales, llenos de vitamina B que activa los mecanismos de hidratación.

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)