< volver

Colon irritable, ¿qué comer?

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 9 de noviembre de 2015

Colon irritable, ¿qué comer?


Cuidar la alimentación es fundamental para una adecuada salud, y más aún cuando algo no marcha bien, como es el caso del colon irritable. Esta dolencia intestinal suele acompañarse de dolor abdominal y cambios en el ritmo del intestino, lo que hace que los alimentos no siempre sienten de la misma manera. En estos casos, para que comer no se convierta en un suplicio, debemos reducir las grasas y elegir alimentos de digestión suave. Si es tu caso, en la Cocina de Alimerka te damos algunos consejos sobre qué comer cuando se padece colon irritable.

Qué comer en cada momento. ¿Estreñimiento o diarrea?

El colon irritable puede cursar con problemas en la motilidad intestinal encontrándose esta acelerada o por el contrario, manifestarse a través de estreñimiento. Sea cual sea la etapa en la que te encuentres, será necesario adaptar la dieta a cada fase para revertirla lo antes posible y reducir sus efectos indeseables.

  • Estreñimiento. Como para el resto de la población cuando existe estreñimiento, la recomendación es aumentar de manera progresiva la ingesta de fibra tanto soluble como insoluble. Esta podremos encontrarla en frutas, verduras y cereales de grano integral y las legumbres. Además es importante que consumas una cantidad adecuada de líquidos para que la fibra pueda ejercer su acción a nivel intestinal de manera adecuada.
     
  • Diarrea. Si esta se produce,  elige  alimentos de digestión suave como arroz, pasta, patata o huevo. Además, el consumo de fibra soluble puede aliviarte. Encuéntrala en frutas maduras peladas y ralladas como la manzana, en la avena o las legumbres pasadas por el chino para eliminarles la piel. Y si tienes dudas, ¡consúltalas con tu especialista!
     

Hábitos saludables de alimentación.

Seguir una dieta equilibrada y variada, será la premisa en todos los casos junto con unos hábitos alimentarios adecuados. Te damos algunos consejos que pueden ayudarte:

  • Evita comer rápido y mastica bien los alimentos. De este modo la digestión será mucho más fácil y casi no la notarás.
     
  • No comas mucha cantidad. Prefiere las ingestas frecuentes y de pequeño volumen.
     
  • Reduce la cantidad de grasas. Elige alimentos bajos en grasa y no te pases con el uso de aceites para cocinar. El exceso de grasa puede producirte pesadez y dificultad a la hora de la digestión.
     
  • Cuidado con los alimentos flatulentos. Algunos alimentos pueden resultar fuertes en determinadas condiciones, así que intenta elegir verduras no flatulentas y hacer lo mismo en el caso de las legumbres, a las que puedes pasar por el chino, si la piel te complica la digestión.
     
  • Bebe agua.Evita el consumo de bebidas gaseosas que pueden producir molestias y prefiere el agua. Los expertos recomiendan ingerir entre 1.5 a 2 litros al día.
  • Mantén un horario regular de comidas y realiza ejercicio físico moderado.

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)