< volver

Comer en familia ¡Conoce sus beneficios!

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 12 de mayo de 2017

Comer en familia ¡Conoce sus beneficios!

 

Las comidas en familia son la mejor forma de educar a nuestros hijos, fomentar la comunicación familiar y pasar un buen rato, a la vez que creamos vínculos afectivos más fuertes. Y no solo eso, pues en lo que a alimentación se refiere, los niños que comen con sus padres al menos tres veces a la semana, comen de manera más sana, tienen menos tendencia a ganar peso y mejor salud emocional. Así que siempre que sea posible, en La cocina de Alimerka te aconsejamos practicar la comida en familia. Descubre los motivos que lo convierten en uno de los hábitos más saludables.

 

Beneficios de comer en familia

Dedicar tiempo a la familia y hacerlo en torno a una mesa, es una de las formas más económicas y sencillas de estar sanos física y emocionalmente. ¿Quieres saber por qué? ¡Te lo contamos!

1. Promueve elecciones alimentarias más sanas. Aquellas familias en las que la alimentación es rica en frutas, verduras y alimentos de origen vegetal, ayuda a instaurar elecciones más sanas en los más pequeños de la casa a lo largo de toda la vida. Por eso los alimentos de origen vegetal, ¡no deben faltar! Y si necesitas más motivos para consumirlos, aquí te los damos.

2. Fomenta la cooperación entre sus miembros. Que cada miembro se encargue de una función relacionada con la elaboración de los platos, poner la mesa o encargarse de recoger una vez finalizada, e ir turnándose, promueve la colaboración entre todos los miembros evitando establecer roles familiares en este terreno.

3. Mejora la salud emocional. De hecho comer en familia es un buen momento para ponerse al día de los sucesos diarios, recibir diferentes puntos de vista y también detectar ciertos problemas que pueden pasar desapercibidos si no encontramos un momento tranquilo para exponer lo que nos sucede. De hecho, parece que los jóvenes que sufren acoso poseen más armas emocionales para combatirlo.

4. Enseña hábitos higiénicos y de comportamiento ante la mesa. Gestos como lavarse las manos antes de sentarse a comer, emplear de manera adecuada los cubiertos o no hablar cuando se tiene la boca llena, son normas higiénicas y sociales que hemos aprendido de nuestros progenitores y muy útiles para la vida social adulta.

Y es que comer en familia tiene muchos más beneficios de los que quizás pensabas. 

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)