< volver

Como hacer que los niños coman verduras

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 4 de mayo de 2015


¿Tú hijo le ha declarado la guerra a las verduras? ¿Que coma verduras es una pelea continua y estás a punto de tirar la toalla? Si es tu caso, no te desanimes, ser tenaz y servir verduras a diario aunque sean rechazadas, dará sus frutos tarde o temprano. La ingesta de verduras y hortalizas, puede resultar toda una tortura tanto para padres y niños. Tener claro que debemos consumirlas diariamente y ofréceselas a pesar de no ser bien recibidas, creará en tus hijos unos buenos hábitos dietéticos. Desde la cocina de Alimerka te proponemos algunos consejos para ayudarte a que los niños coman verduras.


¿Por qué se debe ofrecer verduras y hortalizas?
Las verduras y hortalizas están repletas de vitaminas y minerales que tú hijo necesita para su adecuado desarrollo y crecimiento. Además, durante la edad adulta ,ayudan a prevenir la aparición de muchas enfermedades.


¿Cómo hacer para que coman verduras?
¡Hasta que lo pruebe! Sé constante y ofrécele siempre la misma verdura, al menos entre 15 a 20 veces, ya que estas son las veces que los expertos estiman que son necesarias para que el niño decida probarlas y comerlas de manera habitual.

¡Sé paciente! Ofrecer verduras de manera natural a nuestros hijos y sin forzales o regañarles, hará que acepten probar los alimentos más fácilmente.

¡Empieza por purés! Estos son aceptados mucho mejor y si además no modificas su color ni textura, te permitirá añadir otras verduras de menor aceptación como acelgas, espinacas, coliflor o brécol sin que se entren e ir acostumbrándolos a su consumo.


¡Implica a tus hijos! Si dejas que tus hijos participen en la compra y elaboración de diferentes platos a base de verduras, sentirán mayor curiosidad por probar lo que han decido comprar y elaborado con sus propias manos.

¡Verduras para todos! El resto de la familia ha de implicarse en la alimentación de sus hijos y comer variedad de frutas y verduras para que el niño vea como algo normal su consumo.

¡Deja que elija! Como los adultos, los niños también tienen preferencias alimentarias. Tal vez tu hijo sienta una tremenda aversión a las espinacas pero le encante la coliflor. Déjale que elija, siempre que sea razonable.

¡Platos divertidos! Elabora platos con colorido, diferentes formas o incluso recreando personajes o animales. Esto hará que los platos les resulten llamativos y quieran probarlos.

¡Usa diferentes formas de cocinar! Picadas, ralladas en salsa, en cremas, sopas o como relleno de empanadillas o croquetas. También puedes emplearlas para hacer canelones o lasañas dada la alta aceptación de estos platos.
Con estos pequeños trucos, hacer que tus hijos coman verduras, te resultará mucho más fácil.
 

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)