< volver

Consejos para aumentar la durabilidad de los alimentos en el hogar (y salir lo menos posible de casa)

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 30 de marzo de 2020

Alimerka

 

Es tiempo de quedarse en casa y salir aún lo menos posible. Hacerlo es la mejor forma de ser solidarios con los demás y hacer menos larga nuestra estancia confinados. Así es que como tenemos que hacer acopio de más cantidad de alimentos de los que solemos adquirir de manera habitual, es bueno tener a mano algunos consejos que nos permitan aumentar la duración y mejor conservación de algunos alimentos frescos esenciales en nuestra nevera. 

Frutas. Intenta adquirir una cantidad suficiente de frutas para toda la semana, unos 400 gramos de fruta por persona al día. Opta por aquellas que mejor se conservan como naranjas, mandarinas, plátanos, manzanas o peras. Si te decantas por otras como fresas o frambuesas, estima que solo te durarán unos dos días. Compra solo lo que seas capaz de consumir en este tiempo. Y recuerda que si las compras en conserva, mejor las envasadas en su jugo. Los plátanos, no los separes y en el caso de las fresas, no les quites el tallo ni las laves si no las vas a consumir.


Verduras. Aunque la mejor alternativa en este momento son las verduras congeladas, puede que al ir a la compra encuentres algunas verduras de temporada y decidas adquirirlas para romper la monotonía en tus platos. Algunas verduras que puedes encontrar este mes son los espárragos verdes, acelgas, espinacas o brécol. Si decides adquirirlos, una vez que llegues a casa, córtales el tallo y ponlos en agua, como si de un ramo de flores se tratase, te durarán entre dos y tres días frescos. Y si te sobran, recuerda que puedes hacer deliciosos platos dulces como unas tortitas o gofres de espinacas.


Pescado. Si eres de los que el pescado lo prefiere fresco, compra solo el que seas capaz de consumir y sino opta por congelarlo. Si lo tienes unos días en el congelador, apenas notarás la diferencia. Alternar el consumo de pescado fresco y congelado le dará mayor variedad a tu dieta.


Huevos. Aunque estos alimentos suelen ser relativamente duraderos. Unos 30 días. Recuerda siempre guardarlos en la nevera. En el super están a temperatura ambiente para evitar condensaciones de humedad que puedan alterarlos. Pero en casa, su lugar es la nevera y siempre, respetando su fecha de caducidad. ¡Y recuerda! No los laves nunca antes de refrigerarlos.


Pan. Si algo no perdonamos, es comer sin pan. Así es que te recomendamos comprar una cantidad suficiente de pan (250 gramos de pan por persona/ día) e ir distribuyéndola a lo largo de la semana. ¿Algunos trucos para conservarlo? Mételo en una bolsa de tela o envuélvelo en un trapo, de este modo lo conservas fresco más tiempo. Corta solo los trozos que vayas a consumir y si quieres estirarlo al máximo, congélalo en rebanadas que podrás tostar o descongelar posteriormente. ¿Sabes cómo descongelarlo? Saca la cantidad que necesites, métela en el refrigerador durante unas tres horas y luego sácalo a temperatura ambiente. Y no lo metas nunca al microondas, prefiere darle textura crujiente al horno pulverizándolo con agua para humedecerlo.


Y es que pequeños gestos pueden hacerte estirar muchos mejor tus alimentos y salir menos de casa. Estarás evitando el contagiar a otras personas y evitar tirar alimentos a la basura.
 

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)