< volver

Consejos para que comer no te quite el sueño

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 11 de marzo de 2016

Consejos para que comer no te quite el sueño


¿Sabías que algunos alimentos pueden ser los culpables de que tu sueño no sea todo lo reparador que desearías? Evitar ciertos alimentos, hacer una cena ligera y esperar un tiempo antes de acostarse son algunos de los consejos que los expertos nos recomiendan para dormir como un bebé. Y para que así sea, en la Cocina de Alimerka te damos algunos consejos para que comer no te quite el sueño. ¡Empezamos!

Salud y sueño profundo

Dormir poco y mal, puede tener efectos negativos en nuestra salud, alterar nuestros genes y aumentar la posibilidad de desarrollar enfermedades metabólicas como diabetes u obesidad. Algunos nutrientes como el triptófano, un aminoácido presente en carnes, pescados o frutos secos, el ácido fólico o las vitaminas B6 y B12, pueden ayudarnos a conseguir un sueño más profundo. A continuación te damos algunas claves y qué alimentos son aconsejables incluir a la hora de ir a la cama.

Cenas ligeras para dormir mejor

Elegir bien los alimentos que tomaremos antes de ir a la cama, puede favorecer la calidad del sueño, así, alimentos como carne de ave, pescado, los huevos, lácteos, la avena o los frutos rojos pueden ser alimentos idóneos para la hora de la cena por ejercer cierto efecto relajante. Para que te hagas una idea unas verduras salteadas, una tortilla francesa y un batido de frutas pueden ser un ejemplo de cena para conseguir un sueño profundo. ¡Cena ligero, pero saludable!


Ácidos Grasos Insaturados y calidad del sueño

Incluir alimentos ricos en ácidos grasos insaturados, concretamente ácidos grasos Omega-3 y Omega-6, consigue inducir un sueño más largo y profundo en personas que consumen habitualmente este tipo de grasas. Si quieres consumir una cantidad adecuada incluye en tu menú pescados azules como salmón o caballa, frutos secos y elige aceites vegetales (girasol o soja) y úsalos con moderación para no excederte.

Cereales integrales y frutas, con efecto relajante

Algunos cereales como la avena son fuente de vitaminas B, como la vitamina B1 y magnesio con efectos relajantes para nuestro cuerpo. Por su parte, los frutos rojos como arándanos o grosellas o el plátano, parecen ayudar en la producción de melatonina, hormona implicada en los ritmos del sueño, ayudando a mejorarla calidad del mismo.

Las verduras también ayudan a conciliar el sueño

Espinacas, zanahorias, brécol o guisantes son algunos vegetales que pueden ayudarte a la hora de tener sueños reparadores. Son ricos en vitamina C y B, además de aportar magnesio, regulando sus niveles y ejerciendo un efecto relajante y ligeramente sedante.


Y tú, ¿qué haces para dormir bien?
 

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)