< volver

Cuando comer es un dolor de cabeza. Alimentación y migrañas

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 17 de agosto de 2015


¿Sabías que algunos alimentos pueden ayudarte a reducir el dolor de cabeza o prevenir su aparición? Si eres tendente a sufrirlos, evitar alimentos con alto contenido de aminas como la histamina, tiramira, fenilalanina o flavonoides fenólicos, puede ayudarte a reducir los síntomas o la duración de los mismos. En la Cocina de Alimerka te damos algunas pautas sobre qué alimentos consumir en estos casos.


Come sano y saludable:

Seguir una dieta variada, equilibrada, a base de productos frescos será la premisa fundamental. A continuación te contamos qué alimentos puede incluir en tu alimentación:

  • Carnes y pescados frescos: estos alimentos contienen muy poca cantidad de aminas, intenta consumirlos lo antes posible y evita que pasen tiempo en la nevera.

  • Quesos, mejor frescos: al no estar fermentados evitan una mayor concentración de sustancias que pueden provocar las migrañas. Lo mismo sucede con la leche, ¡mejor fresca!

  • Verduras y hortalizas: recuerda consumirlas diariamente, evitando las espinacas, tomarte, berenjenas y champiñones por su mayor contenido en aminas.

  • Frutas: consume entres 2-3 piezas al día. Las manzanas, melocotones o uvas pueden ser consumidos sin miedo a desencadenar síntomas molestos. Evita los cítricos y la papaya, ya que pueden retardar la eliminación de histamina.

  • Legumbres: las lentejas o alubias serán las legumbres de elección, reduciendo el consumo de garbanzos y soja. ¡No pueden faltar!

  • Pan, pastas y cereales: Estos alimentos no suelen presentar problemas en las personas tendentes a padecer migrañas. Son la base de la alimentación y deben integrase en todas las comidas.

  • Huevos: Se pueden consumir libremente. Recuerda no sobrepasar un consumo de máximo 3 huevos a la semana.

  • Bebidas: la mejor bebida para mantener hidratado tu organismo, es el agua. Toma unos 8 vasos al día. Evita el consumo de alcohol y refrescos con cafeína, teína u otros excitantes, que pueden producirte molestias. 

  • Aditivos alimentarios: Elige preferiblemente alimentos frescos y no envasados. Algunos aditivos de los alimentos como sulfitos (vino y cerveza), nitratos (carnes procesadas), glutamato monosódico (potenciador conservas y snacks) o Aspartamo (usado como edulcorante) pueden desencadenar o empeorar las crisis de migrañas.

¡Esperamos que estos consejos os sirvan de utilidad!