< volver

El edulcorante, ¿mejor o peor que el azúcar?

Por Laura Pire, 28 de febrero de 2012

mejor o peor que el azucarTodos conocemos el mítico café con sacarina después de un menú de jornadas de caza de 6 platos, ¿verdad? Ya se ha convertido en un chiste. Pues hoy vamos a analizar un poco las distintas maneras de endulzar los alimentos y si tienen alguna repercusión positiva o negativa en nuestra salud.

La fructosa. Azúcar de la fruta, acalla conciencias y hace creer que engorda menos o que es más sano. La realidad es que es un tipo de azúcar que el organismo transforma también en glucosa, por un proceso un poco distinto al normal de la glucosa, y aporta el mismo número de calorías. Es una pena, porque hay montones de productos para diabéticos hechos con fructosa, como si fuera la solución al problema del dulce, y resulta que también sube los niveles de glucemia, engorda y perjudica a estas personas. Qué le vamos a hacer.

El ciclamato. Es un edulcorante muy común en las bebidas carbonatadas tipo naranja, limón, cola, etc. Funciona como una sacarina, pero tiene un sabor bastante artificial. Sin calorías.

El aspartamo. Es otro edulcorante que encontramos ya en todo tipo de alimentos. Los productos más modernos y famosos para “cuidarse” suelen tener este elemento. Tiene buen sabor y se puede cocinar con él.

Los polialcoholes. Sorbitol, manitol, etc, son los que se usan en los caramelos y chicles sin azúcar. Son los responsables de los gases que provoca un atracón de Solanos o dietorelles. Suele avisar en el envase, pero muy discretamente.

La sacarina. Tiene un regustillo metálico que no gusta mucho y además se la demonizó porque en cantidades industriales provoca cáncer. Un día le pregunté a un profesor en la Universidad, ¿Cuánta sacarina hay que consumir al día durante 25 años para que pueda producir cáncer? Me dijo que un caldero. Así que tranquilos los que toman menos de un caldero, que somos todos.

La estevia. La joya de la corona en lo que a edulcorantes se refiere. No aporta calorías y endulza muchísimo con una cantidad muy pequeña. Es bastante caro para la función que tiene, pero seguramente, poco a poco irán apareciendo en el mercado más formas de tomarla y más laboratorios que lo preparen. En Internet ya están haciendo el típico alimento de moda, que si endulza, pero también quita los malos espíritus y bendice tu salón. Vamos a dejarlo que endulza con éxito y buen sabor.

Los mayores beneficios que aportan los edulcorantes con respecto al azúcar, la miel o la melaza de caña es que no engordan en sí mismos y no dan gases, que también es muy importante. No hay que tenerles miedo pero si conocerlos.

Comentarios (4)

 

Por María, 28 de febrero de 2012

Me parece buenísimo este artículo. Muchas gracias. Me di cuenta que tenía dudas sin saberlo. Es verdad lo de los caramelos (todavia me pasó ayer mismo y con sólo uno) y en cuanto a las comilonas y la sacarina... ya puedo responder con argumentos y sin sonrojarme. Me encanta

 

Por Pilar, 28 de febrero de 2012

Hola Laura Te sigo en el blog y me parecen muy interesantes tus comentarios. Un problema que tengo es la organización semanal de las comidas. Parece que aunque las programe, al final acabo comiendo siempre los mismos menús. ¿alguna sugerencia? Un saludo

 

Por mercedes, 29 de febrero de 2012

hola Laura,ya que nos has aclarado tan estupendamente el tema azúcar y edulcorante,porque no hablas también de la sal , de si es o no es necesaria y si podemos sustituirla por algo.un saludo

 

Por Laura Pire, 2 de marzo de 2012

Hola amigas! Me alegro mucho de que os guste el post. Pilar, para lograr variedad en tus menús, no dudes en prepararte un listado de verduras, carnes y pescados con un libro de cocina delante, y te darás cuenta del monton de alimentos que se olvidan por no tener costumbre de usarlos. Prepara tu menú a partir de esta lista, ok? Verás como logras variar. Mercedes! Oido cocina! Haré un post sobre la sal enseguida. Un saludo para todas y gracias por vuesto seguimiento fiel!!

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)