< volver

El interés nutricional de la levadura de cerveza

Por Laura Pire, 11 de agosto de 2014

el interés nutricional de la levadura de cerveza

¿Sabíais que la cerveza fue descubierta por casualidad? Pues si, fue en Mesopotamia entre los años 10.000 y 6.000 AC. Un inventazo, me parece, y por muchas razones. Alimenta, hidrata y entretiene. No se puede pedir más.

Para producir cerveza se utiliza un hongo muy común llamado Sacharomyces cerevisiae completamente natural y que tiene la capacidad de fermentar la malta. Una vez finalizado el proceso de elaboración de la cerveza, la levadura queda depositada en el fondo de los recipientes de maduración La costumbre antigua era tirarla. ¡Y vaya desperdicio! Hasta más adelante no se descubrió lo rica que era en nutrientes.

La levadura de la cerveza no puede consumirse directamente, primero hay que lavarla y secarla a altas temperaturas para conseguir un producto seco y sin alcohol. Así es como pierde su capacidad fermentadora.

Actualmente la forma más fácil y cómoda de tomarla es en comprimidos aunque también se puede encontrar en copos o en polvo, para tomar directamente con un poco de agua o incorporarla a la leche, yogur, sopas, zumos, ensaladas. Incluso se puede usar como espesante para la elaboración de algunas salsas, purés o guisos. Hay que tener en cuenta que de forma natural tiene un sabor bastante amargo. Es mucho mejor comprar aquellos productos a los que previamente se les ha eliminado la amargor.

La levadura de cerveza es todo un cóctel de beneficios. Las proteínas que contiene son de fácil digestión y gran valor biológico. Las vitaminas y minerales se absorben con gran facilidad. También es rica en oligoelementos como el selenio, el zinc o el cromo. Además contiene un potente antioxidante llamado ácido alfa-lipoico, capaz de neutralizar el efecto negativo de los radicales libres a los que tanto tememos.

Otra baza fundamental es su aporte en vitaminas del grupo B para que nuestro sistema nervioso funcione equilibradamente, por eso se aconseja tomar levadura de cerveza en épocas de mucho estrés o para reducir los efectos negativos de los episodios de ansiedad.

La levadura de cerveza también posee propiedades desintoxicantes del hígado y regeneradoras de la flora intestinal. Equilibra la tensión arterial debido a su balance perfecto entre el sodio y el potasio.

El uso más típico y más eficaz es el de fortalecer la piel, el cabello o las uñas, aunque a mi personalmente me gusta cuando se necesita reducir el cansancio intelectual, aumentar el estado de ánimo y las defensas.

Para los vegetarianos estrictos (veganos) tiene una utilidad vital porque es muy rica en vitamina B12. Esta vitamina es casi exclusiva del mundo animal y los vegetarianos suelen generar carencias de este elemento que produce serias anemias. Para evitarlas, aparte de echar mano de complementos de hierro en forma de jugos de frutas y verduras para crear un campo perfecto para una correcta asimilación, una correcta dosis personalizada de levadura de cerveza, protege de la temible carencia de B12.

Solo una precaución…
No toméis levadura de cerveza si padecéis gota, piedras en el riñón o fenilcetonuria. En estos casos, siempre antes de utilizar un complemento por muy natura que os parezca, consultarlo antes con el médico.

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)