< volver

El peligro de las dietas rápidas

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 15 de julio de 2015


¿Te ha pillado el verano por sorpresa y quieres perder algo de peso? ¿Se te ha ocurrido que tal vez puedas conseguirlo rápidamente con una dieta que promete obtener resultados en poco tiempo?
No te la juegues. A pesar de que puedas perder algo de peso, los riesgos son mayores que los beneficios. En la Cocina de Alimerka te contamos algunos peligros de realizar dietas rápidas.


Pierde peso con cabeza

¿La mejor fórmula para perder peso? Llevar a cabo una dieta equilibrada y variada, rebajando un poco las calorías, si fuera necesario, y practicando ejercicio físico regular. ¡No hay fórmulas mágicas! Si quieres saber más sobre como perder peso de manera saludable, pincha en este link en el que te damos algunas pautas.

El peligro de perder peso rápidamente

Al igual que los kilos nos los hemos puesto poco a poco, sin apenas darnos cuenta, la pérdida de peso debería de ser igual, de manera progresiva. Pero ¿cuál es la realidad? Pues que cuando que queremos perder peso, queremos ver resultados rápidos y muchas veces no analizamos qué efectos pueden tener en nuestro organismo. ¿Sabes cuáles son? Te los contamos a continuación.

Riesgos de perder peso rápidamente:

No genera hábitos alimentarios. Debido a la fugacidad de la dieta, los cambios realizados en los hábitos de alimentación no se mantienen a largo plazo. Y ¿cuál es la consecuencia? Que regresaremos a nuestras costumbres anteriores, recuperando el peso perdido.

Posible efecto rebote. Mucho más probable que se produzca si perdemos peso de manera rápida, debido a la restricción excesiva de energía. Si quieres hacerlo bien, rebaja poco a poco las calorías y aumenta el gasto calórico a través del ejercicio. ¡Evitarás recuperarlo!

Reducción del metabolismo. Someterse a dietas muy restrictivas, hace que nuestro organismo readapte su consumo de energía en reposo, de manera que a menor cantidad de energía aportada por la dieta reduce la cantidad de energía que necesita. ¿Y qué ocurrirá si nos pasamos? , pues que lo acumularemos en forma de grasa más fácilmente.

Agravan ciertas patologías. El ayuno prolongado al que obligan algunas dietas puede tener efectos negativos en personas con enfermedades metabólicas como diabetes o la gota. Otras, con alto contenido en proteínas, pueden comprometer la salud de personas con problemas renales o hepáticas. ¡No juegues con tu salud! Come regularmente.

Producen déficits de nutrientes. Estas dietas suelen restringir determinados alimentos como los hidratos de carbono o las grasas. En otros casos, se basan en el consumo de unos pocos alimentos, de manera que si se mantiene la dieta en el tiempo, lo más probable es que se produzcan importantes déficits de vitaminas, minerales y otros nutrientes.
 

Si quieres perder peso, hazlo de manera saludable. ¡Tu cuerpo te lo agradecerá!
 

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)