< volver

Errores comunes al hacer una dieta

Por Laura Pire, 5 de junio de 2012

errores para adelgazarSi ya has empezado a cuidarte y ves que no sucede nada especial, no bajas, no deshinchas, revisa estos puntos y corrige lo que creas conveniente.

Es posible que estés aplicando mil conocimientos que hayas escuchado en la calle, en la tele o visto en revistas. Es muy normal que todos los consejos que nos llegan, los hagamos un batiburrillo y se conviertan en un método de cosecha propia y sin mucho sentido.

-¿Qué debo comer entre horas para picar que no engorde cuando tengo mucha hambre?

Nada. Espera a la siguiente toma (acuérdate, una toma cada tres horas) y si ves que tienes muchísima hambre, es mejor adelantar la siguiente comida media hora, a comer cualquier tontería para engañar al estomago. Tampoco café.

-Beber agua sin sentido, no adelgaza más.

Dos litros - 8 vasos, es una ración correcta. No te pases de ahí o estarás forzando al organismo en una dirección equivocada. Si tienes sed, bebe. Si lo haces pensando que es fenomenal para todo, no es correcto, que no eres un geranio. Perderás minerales y te puedes sentir cansado/a.

-Cuando no hago bien la dieta, salgo a correr o al gimnasio y lo compenso.

El ejercicio y la dieta van por caminos diferentes. El deporte moldea y mejora circulación y tono muscular. Cuando no haces la dieta y utilizas pesas como ejercicio, fijas esa proteína excesiva en forma de músculo y pesarás más. No es malo, pero no vas a adelgazar si es lo que buscas. Es normal escuchar a muchas personas decir que al gimnasio no quieren ir porque engordan. Esta es la razón.

-Cuando como fuera y rompiendo la dieta, luego no ceno o solamente un yogurt y una fruta.

Esto no vale para nada. Acuérdate de que tu organismo funciona como una cuenta corriente en la que si no le ingresas su sueldo, se pondrá en posición ahorro. Si ahorra, todo lo que le llegue después de una toma sin alimento, lo guardará celosamente. Por eso, haz todas las comidas y si en una de ellas tienes menos hambre por haber comido fuera, reduce la cantidad de lo que te corresponde en la cena, pero nunca lo retires o lo sustituyas por algo que tú sospeches light.

-Entre horas bebo infusiones diuréticas y caramelos o chicles sin azúcar…

Entre horas bebe agua que es mucho más diurética. Las infusiones diuréticas sin control y a todas horas, te hacen perder minerales y por esta razón, el organismo responde guardando más agua para no perder más elementos importante. Esto se traduce en una retención por compensación. Así que no lo hagas.

Los caramelos y chicles sin azúcar no aportan calorías, pero si hacen trabajar la maquina digestiva iniciando una digestión en la que participan las hormonas que queremos que trabajen solo cada tres horas para consumir correctamente la grasa. Desordenan tus digestiones y aportan incómodos gases. No ayudan, vamos. Dejemos de engañar al estómago, que luego sospecha…

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)