< volver

Este verano, ¡evita malos hábitos alimentarios!

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 28 de junio de 2017

Este verano, ¡evita malos hábitos alimentarios!

 

¿Eres de los que se relaja en verano y a la vuelta, te echas las manos a la cabeza porque a la cremallera de tus pantalones le cuesta cerrarse? ¡Algo estás haciendo mal! Y es que el verano es una nueva oportunidad para cuidarse. Y si no piensa en todos los alimentos saludables que están disponibles durante esta época. Así que si quieres evitar sustos después del verano, descubre con nosotros en La Cocina de Alimerka cómo evitar malos hábitos alimentarios y cuidarse, ¡también en verano!

 

Cuidado con las comidas fuera de casa

¿A quién no le gusta comer fuera de casa? Y si es en buena compañía, aún más. Pero ¡cuidado!, no te pases con las salsas, los postres y el alcohol. Pueden sumar muchas calorías de más si se convierte en algo habitual. ¿Quieres saber cómo evitarlo? Descubre en este post algunas claves. ¡Verás lo sencillo que puede ser!

 

Haz desayunos nutritivos y saludables

Una tostada de tomate, aceite de oliva y jamón serrano, puede ser un delicioso bocado para empezar el día con energía. Si además lo acompañas de unos cuantos trozos de sandía, melón o cualquier otra fruta de verano. ¡Tendrás todo lo que necesitas para comenzar el día! Desayunar de manera completa y nutritiva hará que no sientas la necesidad de picar entre horas. Eso sí, si te vas de vacaciones no te dejes llevar y no abuses de la bollería y los embutidos grasos que en muchos buffet podrás encontrar. Echa un vistazo a estos desayunos y descubre lo delicioso que es cuidarse.

 

No dejes de lado el deporte

Si el calor, el cambio de horario o los niños, hacen que tu ritmo de vida cambie durante el verano, asegúrate de encontrar tiempo para seguir practicando tu deporte preferido. No solo te mantendrá en forma, sino que también te ayudará a compensar pequeños excesos veraniegos.

 

Controla lo que bebes

Y no, no nos referimos al agua, sino a las bebidas azucaradas y el alcohol. Y es que su consumo suele incrementarse durante el verano y puede ayudar a que nuestro peso vaya aumentando casi sin darnos cuenta. A cambio, elige opciones más saludables como tés o infusiones heladas o pásate a los smoothies naturales sin azúcar añadido o los granizados. Cuando aprieta el calor, son la mejor forma de refrescarse.

Así que no dejes que este verano los malos hábitos se apoderen de ti, porque como ves, en verano cuidarse, ¡es más fácil de lo que parece! 

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)