< volver

Fibra en personas diabéticas tipo 2: mucho más que un laxante

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 25 de marzo de 2016

Fibra en personas diabéticas tipo 2: mucho más que un laxante


Probablemente ya sepas que una ingesta adecuada de fibra nos ayuda a mantener un buen ritmo intestinal y evita el estreñimiento, ¿verdad? pero, ¿sabías que un consumo elevado de fibra puede ayudarte a prevenir enfermedades del corazón, la diabetes o incluso ayudar a la pérdida de peso?  En el caso de la diabetes 2, no solo ayuda a prevenirla, sino que también ayudan a controlar los niveles de glucosa sanguínea o a reducir la absorción de hidratos de carbono, de gran utilidad en personas diabéticas. Si te interesa y quieres saber más sobre cómo puede ayudarte la fibra. Te invitamos a quedarte y te lo contamos en la Cocina de Alimerka.

Mucho más que un laxante. Conocida por sus ventajas cuando el ritmo intestinal no es todo lo rápido ni eficaz que desearíamos, la fibra cumple muchos otros beneficios en nuestro organismo, dejando de ser un mero laxante. Su paso a través del intestino, actúa a modo de escoba “limpiando” y eliminando sustancias tóxicas, reduciendo el tiempo de exposición de la mucosa a las mismas y previniendo el cáncer de colon. Además, un tipo de fibra, la fibra soluble, requiere mención especial en la diabetes. Pues es capaz de estabilizar los niveles de azúcar en sangre, reducir la absorción de hidratos de carbono y controlar la elevación de glucosa después de las comidas.

Dónde encontrar la fibra soluble.  La fibra se compone a su vez de fibra soluble e insoluble y suele estar presente de manera simultánea en los alimentos vegetales, pero algunos como el salvado, son especialmente ricos en fibra insoluble. Esta capta agua y da volumen a las heces, a la vez que acelera el ritmo intestinal. ¡Muy interesante para evitar el estreñimiento! Por su parte, la fibra soluble, presente en alimentos como avena, legumbres o pulpa de las frutas, forma un gel viscoso en contacto con agua, generando saciedad, lo que resulta eficaz para perder peso y a su vez, permite absorber más lentamente los hidratos de carbono, haciendo que la respuesta glucémica después de comer, sea menor. 

Consejos para aumentar la ingesta de fibra

• Incluye en tu desayuno cereales integrales. La avena, en forma de porridge. Unas barritas de muesli con leche u optar por pan integral, son formas de obtener una cantidad extra de fibra.

• Consume fruta. Recuerda que la fibra insoluble suele estar presente en su piel, así que siempre que sea posible, te recomendamos comer las frutas con piel.  Además, en su pulpa, puedes encontrar el otro tipo de fibra, la soluble. Así que si tomas fruta obtendrás los dos tipos de fibra.

• Prefiere los panes de cereales de grano entero.  El pan integral o con cereales es una forma de obtener una mayor cantidad de fibra en la dieta. Para el desayuno o la merienda, ¡también resulta una buena opción!

• No te olvides de las legumbres. Al igual que las frutas son fuente de fibra soluble e insoluble y su consumo resulta muy beneficioso tanto para diabéticos como para los que no lo son. 

¿Aún piensas que la fibra es solo un laxante?

 

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)