< volver

La calabaza, la verdura ideal para aliviar los excesos

Por Laura Pire, 12 de diciembre de 2013

calabaza nutrición

La calabaza es una excelente hortaliza que aunque podemos consumirla a lo largo de todo el año, es más típica e interesante nutricionalmente en las épocas de frío como el otoño e invierno. Para guisos, potajes, purés, sopas, cocidas al horno, pochada en tiras sola o con otras verduras, fritas en tempura, en tartas, mermeladas o incluso zumos con manzana o naranja, las opciones son variadísimas. En crudo, en trocitos muy pequeños o rayada como si fuera zanahoria, sirve para añadir a ensaladas o como toque de guarniciones vegetales. Os cuento cuales son sus puntos fuertes:

  • Más de un 90% del contenido de la calabaza es agua. Sólo aporta unas 26 calorías por cada 100g. Por eso debemos olvidamos de esa fama de engordar que tiene esta verdura, que como véis, en absoluto. Tiene un gran aporte en fibra y es un alimento ligero y saciante.
  • En forma de puré o crema es el calorífico ideal para combatir catarros, enfriamientos y convalecencias. Liga perfecto con especias y aderezos que generan calor y que ayudan a eliminar el exceso de mucosidad en las vias aéreas como la pimienta.
  • Es un alimento bajo en proteínas, contiene aproximadamente 1 g y 6,5g de hidratos de carbono por cada 100g de calabaza. Protege los riñones de sobrecargas proteicas y es adecuada para los diabéticos.
  • Es una hortaliza rica en betacarotenos, que se transforman en vitamina A en el organismo. Aporta vitaminas del grupo B, ácido fólico, vitamina C, E y K, además de minerales como el potasio, el fósforo, el hierro, magnesio, manganeso, cinc, cobre y selenio. Por esto su consumo en nuestra dieta cotidiana previene las cataratas y mejora la visión nocturna. También resulta digestiva y terapéutica en caso de inflamación intestinal, gastritis y colon irritable. Tienen efecto antioxidante y anticancerígeno.
  • Por su composición mineral resulta diurética y previene los cálculos renales. Ayuda a regular la tensión arterial y tiene efectos desintoxicantes

Un truco para tomar nota: No dejes de utilizarla esta Navidad para compensar el exceso de sales y proteínas. Prepárate una crema de verduras a base de calabaza, brécol, zanahoria y cebolla, aderézala con un poquito de jengibre en polvo y pimienta. Utilízala como cena los días en los que sientas que necesitas aliviar el aparato digestivo del exceso de trabajo. Te levantarás nuevo.

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)