< volver

Locos por el running

Por Laura Pire, 13 de febrero de 2014

locos por el running

¿A que de un tiempo a esta parte habéis visto a un montón de gente haciendo footing por la ciudad? Personas de todas las edades que se calzan las zapatillas y se lanzan a correr. El ejercicio más barato, ¿verdad? Sí, pero para hacer bien cualquier deporte no podemos descuidar algunas claves alimenticias que potenciarán la salud y previenen carencias.

El que empieza a correr también se inicia en mejorar su alimentación. Nada de reducir las cantidades de alimentos sin criterio ni sentido.

  • La dieta del corredor habitual debe ser similar al menú saludable que siempre os propongo, reforzando la comida siguiente a la hora del deporte con líquido abundante, proteínas de alta calidad y una fuente potente de hidratos. Por ejemplo: si comes a las dos y has hecho el ejercicio a las doce y media, un menú tipo pasta con queso fetta y verduras asadas es perfecto. Para beber, sólo agua.

El objetivo de la alimentación es el de evitar carencias y hacer que el organismo tenga todos los materiales perfectos para construir nueva musculatura y eliminar el exceso de grasa. Hay que darle lo mejor.

  • Cuando en los fines de semana hagas carreras más largas o entrenamientos de más de hora y media de duración, utiliza bebidas isotónicas para reponer minerales y aplícate un refuerzo nutritivo después del ejercicio. Muchas personas toman un batido con frutas más yogurt o leche y cereales. Es un buen ejemplo de complemento. Los batidos comerciales de proteínas, solo se indican si están prescritos de la mano de un entrenador especialista.

El ejercicio debe estar bien programado. Es importante no pasarse de tiempos ni saltarse los descansos. Al igual que cualquier deporte, el descanso forma parte del entrenamiento.

  • Escoge el mejor momento para hacer el ejercicio y dedícale un máximo de 45 minutos al día cuando ya estés bien entrenada/o. Es importante no pasarse de tiempo para no fundir las reservas de antioxidantes ni forzar las articulaciones de las rodillas innecesariamente. Se paga carísimo.
     

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)