< volver

Mitos sobre los alimentos integrales

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 22 de abril de 2016

Mitos sobre los alimentos integrales

 

Las propiedades de algunos alimentos y sus beneficios, siempre han sido motivo de incertidumbre por atribuírseles en no pocas ocasiones efectos que rozan casi lo milagroso. Es el caso de los alimentos integrales. Sobre ellos es frecuente encontrar gran cantidad de afirmaciones un tanto arriesgadas, desde que nos ayudan a adelgazar hasta ser capaces de curar determinadas enfermedades. Y aunque su consumo ofrezca beneficios para la salud, no todo lo que se dice sobre ellos, siempre es verdad. Si quieres conocer algunos mitos sobre los alimentos integrales, quédate y te los contamos en la Cocina de Alimerka.

“Si quieres adelgazar, pásate a lo integral”

Asumir que los alimentos integrales no aportan calorías, puede ser un grave error si lo que quieres es perder peso. De hecho, si no revisas tu alimentación, controlas la cantidad y las calorías totales de tu dieta, ¡puede que tu báscula te dé una sorpresa desagradable!

Si es tostado, ¡entonces es integral!

Algunas personas piensan que si el alimento presenta un color tostado, el alimento es integral. Pero la realidad es que esto no tiene porqué ser así. El color puede responder a la adición de sustancias que sin ser integrales, le confieran esta apariencia. Para reconocer un alimento integral, ¡comprueba sus ingredientes y verifica el contenido total de fibra en el etiquetado nutricional!

“Lo light también es integral”

Light e integral, son dos conceptos que podemos encontrar juntos en determinados alimentos dietéticos destinados a la pérdida de peso o para quienes quieren cuidarse. Pero que sea light, no significa que sea integral, y viceversa. Si buscas un alimento light, verifica en su etiquetado que esto sea así y si buscas que sea integral, revisa sus ingredientes y su contenido en fibra.

“Los alimentos integrales solo aportan fibra y nada más”

Los alimentos integrales son aquellos elaborados con cereales a los que no se les ha despojado de su capa externa, conocida con el nombre de salvado. Así el trigo integral, la avena, maíz o quínoa son algunos ejemplos de cereales integrales. Y ¿solo aportan fibra? Pues no solo eso, sino que presentan mayor cantidad de nutrientes, entre los que destaca el contenido en fibra, vitaminas y minerales. ¡Visita este enlace para saber más sobre sus beneficios!

“Su consumo puede curar el cáncer”

¡Rotundamente no! Es conocido el efecto beneficioso del consumo diario de alimentos ricos en fibra y la reducción en la aparición de algunos tipos de cáncer, como el de colon. Pero su consumo tiene un carácter preventivo ante la aparición de algunas enfermedades, y si estas se presentan, el consumo de fibra no tendrá un efecto neutralizador de dicha enfermedad ni mucho menos.

¿Conoces algún otro mito o creencia sobre los alimentos integrales? Si es así, ¡anímate y compártelo con nosotros!

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)