< volver

Para comer bien, ¿es necesario ser vegano?

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 19 de agosto de 2019

Alimerka

 

¿Dejar de comer alimentos de origen animal, hace que comamos más sano? No siempre. Dejar de lado alimentos como carnes, pescados, huevos o lácteos, no siempre significa comer de manera más saludable. Y es que los veganos también pueden abusar de los alimentos ultraprocesados, los azúcares o un exceso de grasa en la dieta por muy vegetal que esta sea. Así es que si te estás planteando hacer una dieta más saludable, presta atención a lo que te contamos a continuación en La Cocina de Alimerka. 

 

Más vegetales ¿más salud?

Depende. ¿De qué depende?  De según lo que se coma, además de vegetales.  Porque comer bien no es cuestión de no comer carne o llevar una alimentación basada en plantas. Es una cuestión de tomar decisiones alimentarias acertadas. Porque la dieta vegana o vegetariana como cualquier otra, debe cumplir la premisa de estar bien planteada.

 

¿Qué significa que la dieta esté bien planteada?

Que nuestras elecciones alimentarias estén basadas en alimentos sanos y nutritivos, independientemente de si su origen es animal o vegetal. ¿Esto qué significa? Pues lo mismo se siga la pauta alimentaria que se siga:

  • Elegir alimentos frescos y limitar el consumo de procesados, incluso aunque sean aptos para vegetarianos y veganos. (ojo, no todos los procesados son iguales. Algunos pueden ser saludables: legumbres cocidas, conservas de pescado al natural o vegetales y frutas troceadas y listas para consumo, entre otros).
  • Reducir la ingesta de azúcares añadidos y optar por fuentes naturales de azúcares, que además, aportan otros nutrientes beneficiosos. Es el caso de las frutas frescas y las desecadas.
  • Optar por grasas de las buenas: aceite de oliva, aguacate, frutos secos o pescados azules y semillas son buenas alternativas.
  • Elegir alimentos integrales, ricos en fibra. Pan integral, pasta o arroz integral y los cereales de grano entero como la avena te ayudan a conseguirlo. Además las semillas también son eficaces para sumar este nutriente a tu dieta.
  • Preferir el consumo de pescado frente a carne y no sobrepasar la ingesta de 2-4 raciones semanales de cada uno de estos grupos. El resto de los días, opta por legumbres, pasta o arroz integral y por supuesto, verduras y hortalizas.
  • Basar una buena parte de la dieta en alimentos de origen vegetal: snacks a base de frutos secos, tostadas con mantequilla de frutos secos casera o comidas y cenas con una base de verduras y hortalizas (la mitad del plato) son buenas alternativas para conseguir elecciones sanas.

 

Como ves, comer bien no es cuestión de comer de manera exclusiva ciertos alimentos sino de saber elegir bien.

 

 

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)