< volver

Pautas de alimentación para mujeres a partir de los cuarenta

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 7 de marzo de 2016

Pautas de alimentación para mujeres a partir de los cuarenta


¿Con el paso de los años te cuesta más perder peso? ¿Empiezas a tener problemas con el colesterol? O ¿Tus huesos empiezan a quejarse?  A medida que avanzamos en edad, nuestras necesidades nutricionales se modifican y esto hace necesario adaptar la alimentación. ¿Cuál es el objetivo de hacerlo?  Llevar una vida saludable y evitar la aparición de ciertas enfermedades. Reducir la ingesta de grasas y sal o aumentar el consumo de alimentos vegetales es la mejor arma para conseguirlo. Si quieres saber más pautas para mejorar tu alimentación a partir de los cuarenta, te lo contamos en la Cocina de Alimerka. ¿Empezamos?

Empieza el día con un desayuno saludable. Será la mejor manera de comenzar el día con energía y hacerlo de una manera saludable. Recuerda incluir un lácteo, un cereal y una fruta. Si además, vas variando a lo largo de la semana, tus desayunos serán mucho más divertidos y nutritivos. ¡Empieza el día con la cantidad de proteínas, hidratos de carbono y calcio que tu organismo necesita!

Opta por los alimentos integrales. Por su riqueza en fibra, te ayudarán a saciarte, controlar el peso y mantener una buena salud intestinal. El muesli en el desayuno, el pan integral para tus meriendas o elegir pasta y arroz integral te ayudarán a controlar los niveles de colesterol o las alteraciones de los niveles de glucosa.

Incluye frutos secos. En tus platos, postres o incluso triturados para hacerlos untables. Por su riqueza en fibra, ácidos grasos omega-3, fibra, calcio o vitaminas del grupo B constituyen un grupo de alimentos indispensable a partir de los cuarenta.

Proteínas animales, ¡elige el pescado azul! Este es fuente de ácidos grasos cardiosaludables, proteínas de alta calidad y te aporta minerales como yodo o selenio con acción antioxidante previniendo la aparición determinadas enfermedades crónicas. Además te ayudará a controlar tu colesterol. Combínalo con unas verduras salteadas y una guarnición de arroz y ¡tendrás un plato diez!

Bebidas. No te olvides del agua .Una buena hidratación es la base de una buena salud y el adecuado funcionamiento del organismo. Evita las bebidas azucaradas y prefiere agua. Si te cuesta tomar una cantidad suficiente, prueba con estas aguas detox ¡seguro que te animarás a beber más!

Lácteos cada día.Si no existe ninguna contraindicación, el consumo de leche y productos lácteos es la mejor medida para prevenir problemas futuros con nuestros huesos. Incluye al menos un yogur al día en tu alimentación y cubre el resto de raciones (3-4), combinándolo el consumo de leche o queso. ¡Cuida de tus huesos y te ayudará a preservar la masa muscular!

¡Vigila la sal, las grasas y el azúcar! Su exceso puede desembocar en el desarrollo de enfermedades como la hipertensión, la aterosclerosis o el sobrepesocronificándose con la edad, además de tener un impacto negativo en nuestra salud articular y ósea. Para evitarlo, ¡sé prudente con su consumo! y elige alimentos bajos en ellos.

Frutas y verduras, cinco al día. Su aporte en sustancias antioxidantes, fibra y vitaminas hace de ellas un alimento indispensable en cualquier dieta saludable. Opta por tomarlas frescas y si es posible, con piel.

¡Y recuerda!, la mejor medida para una vida saludable es comer bien y mantenerse activa.

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)