< volver

Por qué tomar frutos secos durante el embarazo

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 31 de julio de 2019

 

La alimentación de la madre antes y durante el embarazo determina en gran medida la salud del bebé, pero además del estado del nuevo miembro de la familia, la dulce espera puede servir para crear una nueva pauta nutricional en las futuras mamás. Incluir frutos secos en la dieta durante, -al menos-, el primer trimestre del embarazo conlleva beneficios en el feto y en la gestante. Te contamos porqué:

Nuevos avances en los efectos de la dieta durante el embarazo

Los investigadores han querido indagar en el efecto concreto de los frutos secos durante el embarazo debido al importante papel que la alimentación de la madre juega en este proceso. Y según el Proyecto INMA (estudian los efectos de los contaminantes ambientales en el crecimiento y desarrollo infantil), los datos son muy favorables: los niños de madres con un mayor consumo de frutos secos durante el primer trimestre del embarazo fueron los que mejores resultados a nivel cognitivo, capacidad de atención y memoria de trabajo obtuvieron.

Frutos secos estudiados

Según indica una de las investigadoras los frutos secos estudiados han sido las nueces, almendras, cacahuetes, piñones y avellanas. Y su consumo era de poco menos de tres veces a la semana en raciones de 30 gramos. Sus efectos positivos se cree que radican en el contenido de ácido fólico y ácidos grasos omega 3 y 6. Todos ellos implicados en el adecuado desarrollo nervioso y cognitivo del bebé y que tienen a acumularse en áreas del cerebro que influyen en la memoria y las funciones ejecutivas. Y aunque todavía es pronto para realizar afirmaciones rotundas, este estudio pone la primera piedra para adaptar las recomendaciones dietéticas a las futuras madres durante las diferentes etapas del embarazo.

Comer bien durante el embarazo, incluyendo el consumo de frutos secos

Comer bien es importante durante todas las etapas de vida, sin embargo, durante el embarazo, es vital para el futuro bebé y evitar complicaciones en la salud de la madre. Esto incluye seguir las recomendaciones específicas para esta etapa, donde se incluye una dieta equilibrada con frutos secos. De hecho, su ingesta durante esta etapa se aconseja que sea entre 2-4 puñados a la semana.

Ideas para comer frutos secos

Si te cuesta tomar frutos secos, te dejamos algunas ideas para facilitarte la tarea:

  • Crema de frutos secos casera.
  • Smoothie de café*y frutos secos al cacao.
  •  Y si necesitas un capricho: plátano al papillote con frutos secos y chocolate.

Estas y muchas otras recetas para comer bien, puedes encontrarlas en nuestro recetario.

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)