< volver

¿Problemas digestivos? Redescubre la leche fermentada

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 17 de junio de 2019

Alimerka

 

El estrés, comer rápido o no prestar la suficiente atención a los alimentos que ingerimos en nuestro día a día puede pasar factura a nuestra salud intestinal, perdiendo ésta su equilibrio. Tener gases, hinchazón o digestiones pesadas es cada vez más frecuente en la sociedad, pero cuidar de nuestra flora intestinal y recuperar la protección que ésta nos brinda es fácil si ingerimos algunos alimentos como las leches fermentadas, ¿sabes por qué?

 

1. Equilibran la flora intestinal. Nuestra flora intestinal está formada por diferentes familias de microorganismos beneficiosos que combaten microorganismos nocivos ejerciendo un efecto barrera.  

2. Mejora la mala digestión de la lactosa. Las leches fermentadas presentan una menor cantidad de lactosa y, además, los fermentos lácteos son capaces de digerir lactosa por lo que su consumo ayuda a reducir los síntomas a personas intolerantes.

3. Facilitan la absorción de calcio y fósforo. Durante la fermentación estos minerales sufren una serie de reacciones que facilitan su mejor impregnación.

4. Previenen las diarreas producidas por antibióticos. Esta recomendación suele ser de las más extendidas cuando es necesario recurrir a tratamientos farmacológicos, o se padece diarrea persistente por otras razones. Y es que, como hemos visto, el consumo de microorganismos vivos ayuda a que bacterias patógenas no se instalen o que les resulte más difícil hacerlo en nuestro intestino.

 

Recomendaciones de consumo

De acuerdo a las recomendaciones de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) las recomendaciones de lácteos al día son de entre 2 y 3 raciones diarias.

Algunas Ideas para alimentar tu salud intestinal

  • Vasitos de yogur natural y granola. Una con la que solucionar las meriendas de los más pequeños en apenas diez minutos, y que además, ¡puedes llevártela a cualquier parte!
  • Tarta de yogur y fruta de temporada. ¿Un capricho dulce y saludable? Tan solo necesitas dátiles y unos cuantos frutos secos. Tritúralos, cúbrelos con una salsa de yogur y decóralos con fruta fresca.
  • Crema de kéfir al cacao. Si tu desayuno preferido tiene que ser con leche, tienes que probar este batido de cacao con kéfir. Y si eres más de café, no descartes esta opción porque puedes agregárselo.

Búscalas en nuestro recetario y disfruta cuidándote con estos alimentos tan saludables.

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)