< volver

Problemas frecuentes en la alimentación de las personas mayores

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 15 de enero de 2016

Alimentación mayores

 

Pérdida del gusto, dificultades para masticar o una salivación reducida, son algunas de las dificultades que pueden presentar nuestros mayores a la hora de comer. Algunos nunca se sacian y comen más cantidad de la que realmente necesitan. Os podéis imaginar las consecuencias ¿verdad?, unos padecen sobrepeso y obesidad empeorando algunas enfermedades crónicas y otros no llegan a cubrir sus necesidades diarias. Si quieres saber algunos consejos para mejorar la alimentación de las personas mayores, en la Cocina de Alimerka te contamos algunos. ¡Esperamos que os resulten útiles!

Dieta saludable, durante toda la vida. Esta es la premisa esencial para llegar a mayor y hacerlo con salud. Pero ello no implica, que debamos descuidar la alimentación en esta etapa. Consumir gran variedad de alimentos vegetales, como frutas o legumbres, incluir carnes y pescados y garantizar la cantidad de vitaminas y minerales, y no olvidar el interés de las grasas saludables, serán puntos primordiales. ¡Sin olvidarnos del agua!

¿Problemas de masticación o deglución? Heridas en la boca por una dentadura inadecuada, falta de piezas dentales o problemas para tragar pueden hacer que las personas mayores pierdan el interés por la comida. Para facilitar su ingesta, prefiere elaboraciones blandas, poco fibrosas y que no resulten secas. Las más problemáticas las carnes y frutas o verduras. ¿La solución? Optar por carnes picadas como albóndigas o hamburguesas, triturar la verdura o cocinarla asada o en puré. En el caso del pescado, prefiere los cortes libres de espinas y limpios. Y si resulta un plato seco, agregarle salsa natural, de tomate o hacer un sofrito, mejorará las ganas de comerlo. Y para la frutas, ¿qué tal probar con fruta asada o en compota?

El estreñimiento, un compañero frecuente. Debido a la reducción de la motilidad intestinal propia de la edad, junto con la disminución de ejercicio físico, el estreñimiento se presenta en un alto porcentaje de las personas mayores. Para evitarlo o mejorarlo, podemos emplear legumbres de manera regular, cereales integrales como pan, y frutas y vegetales, ricos en fibra como la manzana, pera o las alcachofas y las setas. Las frutas desecadas pueden ser una buena alternativa, siempre que no se abuse de ellas.

Falta de apetito. Este es otro de los problemas más habituales y hace que se deje de cocinar y se opte por alimentos precocinados no siempre de lo más saludable posible. Para despertar las ganas de comer en estos casos, preparar platos vistosos, apetecibles y ricos en nutrientes en poco volumen será indispensable para garantizar los aportes necesarios. Si además empleas algunos trucos para potenciar el sabor de los alimentos, ¡será mucho más fácil que no quede nada en el plato!

 Para darte algunas ideas de menús dirigidos a las personas mayores y que se adapten a sus necesidades, te dejamos este menú de ejemplo:

  • Crema de setas, enriquecido con leche y patata. ¡Ligero y nutritivo!
  • Lenguado con bechamel sin leche, un pescado sin espinas, de fácil masticación y jugoso por la salsa bechamel, que además aporta nutrientes muy interesantes.
  • Flan de canela, seguro que a este flan ¡no se te resiste nadie!, La canela potencia su sabor y por sus ingredientes resulta un postre ideal para personas que comen poco.
     

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)