< volver

Qué comida llevar en tu viaje en coche para los niños

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 19 de junio de 2019

Alimerka

 

Viajar con los pequeños de la casa puede ser muy divertido, pero no siempre resulta fácil: son inquietos, enseguida se cansan y, si además tienen hambre, pueden hacer que el trayecto se haga muy pesado. Así que si este verano tienes previsto desplazarte en coche con tus niños, te recomendamos que planifiques con tiempo las comidas que llevarás para amansar a las fieras, aunque solo sea durante un rato.

Consejos para una comida divertida:

  • No los pongas a prueba. Elabora platos que sabes que funcionan y no innoves el día que vayáis a viajar.
  • Busca envases bonitos que permitan organizar los alimentos de manera atractiva. Recuerda que la comida nos entra por los ojos y abrir la tapa puede convertirse en uno de los momentos más esperados por ellos al descubrir qué sorpresa les espera para comer. En el mercado puedes encontrar tuppers de vidrio compartimentados que te permiten incluir comidas completas en un solo envase.
  • Hazte con una nevera portátil y unos cuantos acumuladores de frío. Si bien es cierto que determinados alimentos pueden mantenerse a temperatura ambiente, lo recomendable es mantenerlos a una temperatura más bien fría. Una nevera portátil puede cumplir esta función sobradamente.
  • Si vas a utilizar salsas, mejor las industriales. Puedes conservarlas a temperatura ambiente hasta abrirlas, y resultan mucho más seguras.

Ideas de comidas:

-Para el desayuno

Si emprendéis el viaje demasiado temprano, puedes dejar la comida preparada la noche anterior, por ejemplo:

-A medias mañana / merienda / postre

  • Sándwiches: vegetal, con verduras asadas, con queso y pimientos, de atún y aguacate, de huevo y hummus… ¡Hay infinidad de opciones! ¿Necesitas más ideas? Visita esta entrada y descubrirás rellenos saludables para tus bocadillos.
  • Crema de frutos secos. Dan jugosidad a tus bocadillos, y también puedes untarla en frutas como plátano, dátiles o piña.
  • Barritas de frutos secos caseras. Hazlos con antelación y mantenlos en un recipiente hermético, te durarán unos cuantos días.

Lácteos bebibles

  • Fruta troceada y aliñada con cítricos.

-Comidas

  • Ensaladas individuales: una ensalada de patatas, arroz o pasta con vegetales puede ser la mejor opción para estos casos. Aportan todos los nutrientes necesarios y su digestión resulta ligera.
  • Croquetas para compartir: de pollo, jamón, queso, arroz, o cualquier otro relleno que se te ocurra.  Son cómodas y aguantan bien fuera de la nevera. 
  • Empanadillas caseras. Si eres más de dulce te proponemos unas de frutas, o unas con manzana y canela. Si eres más de salado, ¿qué te parecen unas vegetales? Y si quieres que sean las de toda la vida, apuesta por las de atún con tomate.

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)