< volver

Qué hacer cuando se tienen “bajones" de azúcar

Por Laura Pire, 15 de mayo de 2012

qué hacer cuando te dan bajones de azúcarEntre las doce y la una de la tarde, algunas personas se transforman en seres insoportables que buscan obtener alimento como si fuera lo último que vayan a hacer en la vida. Un trozo de pan, un poco de chocolate, una galleta…Lo que sea con tal de comer algo que les tranquilice. Es lo que vulgarmente se llama “bajón de azúcar”. También se manifiesta en forma de flojera, depresión inmediata que dura hasta que alcanzamos un trozo de algo e incluso nauseas.

El perfil típico de las personas a las que les sucede esto suele ser mujer de entre 25 – 60 años, que nunca ha tenido un problema de peso que le haya obligado a organizar su dieta y que siempre ha comido cuando tiene hambre sin respetar los horarios.

Cuando vamos al médico a investigar a ver por qué sucede esto, a ver si soy diabético…, descubrimos que todo está bien. El azúcar no es.

Después, valoramos la posibilidad de que sea la tensión. Ya está, tensión baja. Pues nada, que me da un bajón, pues coca-cola, zumo o un chupito de coñac. De lo más habitual. Cuando ya se han descartado problemas físicos serios y sigue sucediendo esto, debemos organizar urgentemente nuestros horarios.

Este es uno de los riesgos de picar entre horas aparte de engordar.  Viciar al cuerpo con obtener la energía de forma inmediata y con ansiedad, alimentos dulces o muy energéticos. El organismo lo pide de la manera más eficaz: mareos con sensación de desmayo, ahogo, miedo, gran ansiedad, y aparece el instinto animal al que le importa todo un pito y no valora las consecuencias de ese mal humor (estas personas se hacen muy famosas en sus casas y en la oficina). Acabamos picando, seguro. Y hemos vuelto a darle lo que pedía. Es un cuerpo caprichoso que manda sobre nosotros y de la manera más primitiva.

¿Cómo lo solucionamos? Tan sencillo como separar las tomas en tres horas y en ese hueco sin alimento, aguantar el tirón hasta que ceje en su empeño de conseguir glucosa fácil. Es como el método para dormir que se usa con los niños, pero para los adultos. El sistema es el mismo.

Durante tres días, sentirás todo tipo de sensaciones relacionadas con el “mono” de los alimentos que normalmente te sacan de esa situación de malestar. Después de este pequeño plazo de tiempo, el cuerpo dejará de pedir los tentempiés y el hambre aparecerá a sus horas. Inténtalo. Tu caso seguramente no es raro ni especial, solo que la sensación de tener que comer algo urgentemente porque si no te encuentras fatal es tan fuerte, que parece que nunca se podrá corregir. Pero sí que se arregla con un poco de orden y fuerza de voluntad. Son solo tres días.

Comentarios (2)

 

Por mercedes, 19 de mayo de 2012

Me acabas de describir ,Laura , voy a intentar de verdad hacer eso porque lo paso fatal ,muchas gracias por tus consejos,un saludo.

 

Por jose, 1 de junio de 2012

Me diagnosticaron pancreatitis cronica que tipo de alimentos debo comer , que no me perjudiquen

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)