< volver

Setas con super poderes

Por Laura Pire, 19 de diciembre de 2014

Datos y más datos sobre las setas, que os puedo dar. Siempre insistiré en el consumo de este vegetal tan especial y riquísimo.

1) Una de las cualidades principales de las setas comestibles es que aportan entre un 10 y un 50% de glúcidos que las personas no podemos digerir, pero que son fermentados por las bacterias de la flora intestinal y ejercen un efecto regulador del tránsito intestinal similar al de la fibra.

2) Otros beneficios destacables son su capacidad de aumentar la secreción de ácidos biliares para favorecer la digestión y sus propiedades antioxidantes e hipocolesterolemiantes que protegen las arterias y favorecen la circulación de la sangre disminuyendo así la agregación plaquetaria.

3) Además contienen un alto porcentaje de agua (entre un 82% y un 92%) y menos del 2% de grasas por lo que son ideales en las dietas de adelgazamiento.

4) Las setas en general son una buena fuente de minerales y oligoelementos necesarios para el buen funcionamiento de un gran número de procesos biológicos.

• Uno de los oligoelementos más destacables es el selenio, que posee efectos antioxidantes, fortalece el sistema inmunitario e interviene en el buen funcionamiento de la glándula tiroides. Una de las setas más ricas en selenio es el champiñón (Agaricus bisporus), que además ayuda a regular los niveles elevados de glucosa en sangre.

Otro mineral destacable es el cobre que también favorece el buen funcionamiento de los sistemas inmunológico, vascular y nervioso.

5) Para algunas personas las setas pueden ser indigestas; esto se debe a la quitina, una sustancia que el sistema digestivo humano no puede digerir. En estos casos cada persona debe valorar su tolerancia.

6) En los países orientales, principalmente China y Japón, las más consumidas son Shiitake (Lentinula edodes), Maitake (Grifola frondosa) y Reishi (Ganoderma lucidum). También son las más estudiadas, no solo por sus grandes beneficios sobre el sistema inmune y la salud en general, sino también porque diversos estudios científicos apuntan que contienen sustancias que podrían utilizarse en la elaboración de fármacos destinados a la prevención y el tratamiento de determinados tipos de cáncer.
 

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)