< volver

Si en otoño te mueres de sueño...

Por Laura Pire, 24 de septiembre de 2014

Si en otoño te mueres de sueño...

…Es que te ha visitado de nuevo la astenia. Ese cansancio tan curioso justo después de vacaciones cuando se supone que estás a tope. La razón más convincente es que empieza una época de cambio y renovación, no solo para las personas que debemos volver al trabajo o al colegio, sino también para la naturaleza y todos los seres vivos. Es ahora cuando los árboles cambian sus hojas, los animales cambian el pelo o algunos, incluso la piel. Se reducen las horas de luz solar, llegan días lluviosos y grises, etc. Todos estos factores influyen en nuestro organismo, que igualmente experimenta cambios que en ocasiones hacen nos sentir melancólicos y un poco más cansados de lo habitual. No pasa nada. Con un poco de ayuda, volveremos a estar animados y en forma.

La sensación general es como si nos faltara vitalidad, entusiasmo y parece que nuestras defensas están más vulnerables. Uno de los factores que más influye en este estado de ánimo es el cambio de horario al que estamos obligados.

Para evitar que esto repercuta en la salud, baje las defensas y nos exponga a los resfriados y gripes de esta época, podemos incluir en nuestra alimentación algunos alimentos revitalizantes. Nos interesa favorecer el buen funcionamiento del sistema nervioso y estimular la producción de neurotransmisores responsables de regular las emociones.

Como siempre la dieta debe ser variada y equilibrada, rica en vitaminas, minerales, fibra y con un aporte suficiente de proteínas. Mis alimentos favoritos para esta época son:

 

  • El grupo de las coles (coliflor, brócoli, coles de Bruselas, col de romanesco, etc.: Ricas en vitamina C y ácido cítrico.
  • Frutas como las mandarinas, kiwis o granadas, ricas en vitamina C y ácido cítrico, que tienen un efecto desinfectante y protegen las mucosas frente los resfriados.
  • Frutas que ayudan a combatir los cambios de temperatura como el membrillo, la chirimoya o las uvas.
  • Las legumbres, los cereales integrales, los frutos secos, el pescado, la leche y la levadura de cerveza son algunos de los alimentos más ricos en vitaminas del grupo B que ayudan a equilibrar el sistema nervioso y mejoran nuestras reservas de triptófano, un aminoácido que contribuye a regular los niveles de serotonina en el cerebro y favorece el sueño.
  • El chocolate ejerce una acción beneficiosa sobre el sistema nervioso y estimula la producción de serotonina, por eso, una porción de chocolate al día, además de aportarnos fósforo y magnesio, nos ayudará a levantar el ánimo. Aprovechemos los viciosillos. Tenemos disculpa.

 

Si el decaimiento persiste, quizá habrá que dejar de tomar durante unos días sustancias excitantes del sistema nervioso como la teína o la cafeína. Cuando abusamos de estimulantes, el sistema nervioso opta por el efecto contrario. Curioso, ¿Verdad? Esta es la razón por la cual a veces, con una dosis hermosa de café, no llegamos a espabilar.

 

Además de la alimentación, otros aspectos importante que os ayudarán a levantar el ánimo son aprovechar al máximo las horas de sol saliendo a pasear cuando sea posible, establecer un horario regular de sueño y vigilia, y lo más importante: empezar alguna actividad interesante y nueva que nos recuerde que estamos disfrutando de la vida.
 

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)