< volver

Si tienes alto el ácido úrico

Por Laura Pire, 25 de enero de 2013

Lo primero que debes saber es que en muchas ocasiones, el hecho de que el acido úrico salga alto en una analítica no significa que estés comiendo mal. Puede ser que la herencia familiar transmita esta tendencia, que algún proceso físico produzca este residuo o que por razones también genéticas exista una dificultad natural para eliminarlo.

El acido úrico es el resultado del metabolismo de las purinas, unos compuestos químicos que tomamos diariamente en muchos tipos de alimentos que veremos ahora mismo. Cuando el organismo no es capaz de eliminarlo correctamente se dice que tenemos acido úrico, cuando realmente todos lo tenemos en nuestra sangre. Lo que pasa es que cuando está normal, nadie nos lo nombra y parece que no existe en nuestro cuerpo, pero no es así. La normalidad está por debajo de 7 mg/dl, si lo tenemos más alto, ya se puede hablar de hiperuricemia o acido úrico como enfermedad.

Hablando ya de los auténticos y famosos ataque de gota, os cuento que cuando la hiperuricemia provoca síntomas, que no siempre sucede, aparecen unas incapacitantes molestias que se llaman tofos. Los tofos son unas inflamaciones puntuales en zonas especiales como el dedo gordo del pie, las rodillas o dolores artríticos repartidos en todo el cuerpo. Seguro que recordáis alguna imagen de un rey en su trono y con una pierna el alto apoyada en un taburete. Pues no es un esguince que se haya hecho en palacio, es un tofo que le mata de dolores. Los pacientes con estas molestias hablan de un dolor tan intenso que solo con que les roce la sabana en la cama, ven las estrellas.

Para combatir o evitar que el acido úrico suba debemos evitar algunos alimentos como vísceras, carnes rojas, pescados azules, marisco, algunas verduras como el tomate, las setas o los espárragos trigueros, las bebidas alcohólicas y el ejercicio físico excesivo.

Existe un perfil bastante típico entre los pacientes que sufren esta patología. Esto me lo he sacado de la manga ya que me ciño a lo que yo veo en la consulta y no a lo que sale en los libros. Hombres fibrosos delgados o musculosos corpulentos, empresarios/lideres de éxito con gran vida social y con mucha necesidad de soltar el exceso de energía mediante un ejercicio físico muy importante. Muchas de estas personas, se habla de un 70%, tienen además los triglicéridos altos. Por eso lo primero es cambiar suavemente la dieta para que los órganos depuradores trabajen a mejor y se reduzcan los valores que pueden afectar a la salud cardiovascular además de a los riñones por causa del úrico. Muchas veces con adelgazar y eliminar la retención de líquido con el ácido úrico diluido en él, es suficiente para mejorar, pero por desgracia no funciona con todas las personas al igual que eliminar los alimentos perjudiciales, que tampoco es la solución definitiva. Es importante agotar todos los cartuchos antes de resignarse. Hay que ir paso a paso para ver qué es lo que nos funciona.

Con unas pequeñas medidas, se puede conseguir tener el ácido úrico a raya, pero es muy normal que las personas que tienen ataques de gota que no se arreglan con la dieta, lleven encima la medicación que los controla. Si este es tu caso, habla con tu médico.

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)