< volver

Siete consejos para mantener a raya la diabetes tipo 2

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 6 de noviembre de 2015

Diabetes tipo 2

 

La diabetes mal controlada produce la acumulación de azúcar en la sangre, cuyos efectos pueden resultar muy negativos para nuestra salud. Prevenir su aparición y controlar sus niveles, es fundamental para gozar de una buena salud. ¿Cómo conseguirlo? A través de tres pilares fundamentales: dieta equilibrada, el ejercicio físico y el seguimiento del tratamiento pautado en cada caso. En el caso de la alimentación, consumir gran variedad de verduras, frutas y cereales integrales nos ayudará a mantener a raya la diabetes. Y para que así sea, en la Cocina de Alimerka te damos siete consejos para ayudarte. ¡Empezamos!

1. Elige alimentos con bajo índice glucémico. Todos aquellos alimentos que además de hidratos de carbono, poseen en su composición alto contenido de fibra, proteínas y grasa suelen poseer bajo índice glucémico. Así que no te olvides de incluir los cereales integrales, vegetales, frutas, lácteos o las legumbres en tu alimentación.

2. Di sí a la fibra. Los alimentos ricos en fibra te ayudarán a disminuir la absorción de azúcares y su posterior acumulación en la sangre. Además liberan más lentamente los nutrientes, aportando energía de manera constante, evitando así las subidas o bajas en los niveles de azúcar. Además las comidas integrales, resultan más saciantes. ¡Consume fibra!

3. Incluye alimentos vegetales. Elegir alimentos vegetales de todos los colores hace más atractivos tus platos y que sean más saludables. No te olvides de incluir un buen plato de verduras y hortalizas en comida y cena y repartir la ingesta de frutas a lo largo del día.

4. Opta por los lácteos desnatados. Leche, yogures o quesos deben estar presentes en la dieta, y mejor si los eliges en su versión desnatada. De este modo reduces la cantidad de grasa que ingieres sin renunciar al resto de beneficios que ofrecen estos productos.

5. Proteínas, en su justa medida. Carne, pescado y huevos, son alimentos muy necesarios para el adecuado desarrollo y reparación de tejidos y órganos pero no por ello debemos abusar de ellos. Elige carnes magras y no sobrepases los 50 g en cada comida, si optas por pescado, puedes consumir hasta 75 g en cada comida y si se trata de huevo, con uno será más que suficiente. ¡y si los combinas para no repetirte, mucho mejor!

6. Sustituye el azúcar. Busca un edulcorante que te agrade y que no aporte calorías. La estevia, sacarina o acesulfame son algunos de los edulcorantes más empleados como alternativas al azúcar. ¡porque a nadie le amarga un dulce! ¿verdad?

7. Consume una cantidad suficiente de líquidos. Debido a que algunos medicamentos aumentan la eliminación de agua, es necesario reponerla para el buen funcionamiento del organismo. Para garantizarla ¡Toma unos 2 litros al día a través de agua, smoothies, infusiones o sopas!
 

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)