< volver

Siete hábitos saludables para poner en práctica en el trabajo

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 5 de octubre de 2015

Hábitos saludables para comer en el trabajo.


Largas jornadas en la oficina, poco tiempo para comer o las prisas, pueden hacer que comer en el trabajo no sea todo lo saludable que debiera. Llevar la comida de casa o repartir de manera adecuada el consumo de alimentos, puede ayudarte a comer mejor y paliar algunos hábitos inadecuados. En la Cocina de Alimerka te damos algunas ideas para que puedas comer sano, también en el trabajo. ¿Quieres saber cómo? ¡Te lo contamos!

1. Realiza un buen desayuno Y si no te da tiempo o tienes prisa, ¡llévatelo al trabajo! Recuerda incluir fruta, cereales integrales o pan y leche,  alguna bebida vegetal o si lo prefieres, té. Si no te apetece comértelo todo de una vez, puedes fraccionarlo a lo largo de la mañana.

2. No dejes pasar muchas horas sin comer. Que tu estómago pase horas y horas vacio, no es bueno. Haz tentempiés saludables a lo largo de la mañana y si lo necesitas, haz más de uno. Elige fruta, un sándwich de pavo con lechuga y tomate o haz tu propio muesli para mezclarlo con yogur. ¡Pruébalo, repetirás!

3. Bebe agua. Una cantidad suficiente de agua te ayuda a aliviar a tu organismo de largas jornadas y mejorar la circulación. Bebe entre seis y ocho vasos de agua. Si lo prefieres llévate una botella y bébela a lo largo del día. Un truco: si el agua no es lo tuyo, prueba a exprimirle una naranja o limón y endúlzalo con algún edulcorante de tu gusto.

4. Sé activo también en el trabajo. Aprovecha a subir y bajar por las escaleras todas las ocasiones que te sean posible. Estaciona el coche lejos de la entrada o da pequeños paseos cada pocas horas para mantener activa tu circulación y gasto energético.

5. Si puedes, llévate el tupper. Incluye platos completos que lleven verduras, cereales, tubérculos, legumbres o carnes magras y por supuesto, la fruta no puede faltar. Si comes en el comedor de la empresa, intenta elegir siempre de primero un plato de verduras y un segundo a base de carne o pescado bajo en grasas, sin salsas o patatas fritas y de postre, elige yogur o fruta. ¡Te dará toda la energía que necesitas sin aportar un exceso de calorías!

6. Ten a mano alimentos nutritivos pero bajos en calorías. Para esos momentos en que tus fuerzas pueden flaquear y tu estómago se queja, tener a mano alimentos nutritivos pero bajos en calorías te saciará sin aportarte un exceso de energía. Lleva unas cuantas piezas de fruta, frutos secos o barritas de cereales que harán que tengas menos hambre a la hora de comer.

7. No abuses del café.Si eres de los que necesita empezar el día con el café en la mano, intenta tomar otras bebidas como té o sino, pásate a la versión descafeinada, ya que a partir de cierta cantidad de cafeína, el cansancio o la agilidad mental no va a mejorar por mucho que tomes.

Y tú, ¿qué hábito saludable practicas en el trabajo?

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)