< volver

Sobrepeso y obesidad, ¿podemos hacer algo?

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 11 de noviembre de 2020


Cuidarnos es esencial para vivir más y mejor. Además, luchar contra enfermedades como la obesidad es algo que cada vez cobra más importancia debido a las consecuencias que ésta puede traer para nuestra salud. Y es que la obesidad es la puerta de entrada a padecer un abanico de enfermedades como diabetes, hipertensión o problemas respiratorios, además de aumentar la gravedad de enfermedades como la infección por Covid. Así es que mantenerla a raya y estar lo más sanos posibles es una prioridad. ¿Quieres saber qué puedes hacer?

Si padeces sobrepeso u obesidad, no te des por vencido

Para quienes conviven con esta enfermedad puede parecer que cuidarse no tiene ningún impacto sobre el peso o la reducción de grasa. Sin embargo, se sabe que aquellas personas que padecen obesidad y cuidan su alimentación están más sanos, por el hecho de cuidar lo que comen, que quienes no padecen obesidad y no cuidan los alimentos que ingieren. Así que tanto si padeces la enfermedad, como si lo que persigues es luchar contra ella y estar sano es tu objetivo, te damos las claves para poner todo lo que está en nuestra mano.

Claves para luchar contra la obesidad

Nunca es tarde para cuidarse, y prevenir el sobrepeso y la obesidad incluye sumar pequeños gestos en nuestro día a día que nos permita construir y adquirir unos hábitos de vida y alimentación saludables. ¿Sabes cuáles?

  • Elegir grasas de alta calidad: esto pasa por empezar a comer más alimentos frescos y reducir el uso de alimentos ultra-procesados. De hecho, cambiar grasas saturadas por insaturadas será la mejor medida para nuestra salud cardiovascular. ¿Cómo? Sustituye la mantequilla de tu tostada por crema de cacahuetes 100% natural o tritura medio aguacate con cacao 100% y dos dátiles y tendrás una pasta de cacao de lo más deliciosa para merendar si buscar darte un capricho saludable.
  • Reduce el consumo de azúcares añadidos: aprende a distinguir los azúcares propios de los alimentos de los añadidos y evita estos últimos. Comer dulce a través de los alimentos es posible: usa fruta desecada, pasta de dátiles o frutas maduras troceadas y combinadas.
  • Suma fibra a tus platos: hacerlo aumenta el grado de saciedad y ayuda a combatir el hambre por más tiempo. ¿Cómo hacerlo? Sustituyendo pasta y arroz por sus homólogos integrales, optando por panes integrales y sumando vegetales a nuestros platos en comidas y cena. Y por supuesto, no te olvides de las legumbres y los frutos secos. Estos últimos son un snack sano y nutritivo, ¡además de saciante!
  • Muévete y promueve que tu entorno se mueva: moverse no solo consume energía y evita que ésta se acumule en forma de grasa, sino que el ejercicio modula el sistema inmune y nos ayuda a tener la mente sana y combatir el estrés, entre otras muchas ventajas. Así es que proponte hacer al menos 150 minutos de ejercicio aeróbico moderado y combinarlo con ejercicios de fuerza al menos dos días a la semana en adultos. Y si tienes la oportunidad, anima a tus amigos, hijos o familiares a que te acompañen, estarás promoviendo hábitos saludables en ti y en los demás.

 

Y es que siempre podemos poner nuestro granito para mejorar con pequeños cambios saludables.

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)