< volver

Ventajas de cocinar en el microondas

Por Equipo de nutrición de Alimerka, 14 de octubre de 2019

Alimerka

 

¿Calentar y descongelar? Si esto es lo único que haces con tu microondas, ni te imaginas lo que estás desaprovechando el tuyo. La cocina al microondas no tiene más que ventajas: es limpio, rápido y permite cocinar pequeñas cantidades de comida adaptándose a las necesidades de cada hogar. Eso sí, no todos los alimentos son aptos para cocinar en este electrodoméstico. Hoy te descubrimos los mejores productos para que le saques partido.

 

Alimentos aptos 

  • Salmón. ¿Te aburre cocinar el salmón por el olor que deja? Rocíalo con un buen chorro de aceite de oliva, un poco de pimienta negra y colócale la tapa. En unos tres minutos, para una rodaja de grosor medio, serán suficientes a máxima potencia. Evitarás olores extraños y estarás preservando todas las propiedades nutricionales del pescado. 
  • Boniato. ¿Cómo? ¿Que todavía no has probado el boniato por pereza? Su versión al microondas tirará por tierra cualquiera de tus excusas. Lávalo bien para quitarle restos de tierra, pínchalo bien con un tenedor, tápalo con una tapa (o introdúcelo en un estuche de vapor si cuentas con uno) y dale al temporizador. Una pieza mediana y no muy gruesa estará lista en unos 8-10 minutos, y si te gusta aún más cocinado, ponlo algún que otro minuto más controlando que no pierda excesiva cantidad de agua.
  • Patatas. No les quites la piel, pero lávalas bien para eliminar restos de tierra y suciedad. Después pínchalas para evitar que se rompan y en unos 8-10 minutos (dependiendo de su tamaño) a máxima potencia estarán listas. Otro truco es envolverlas en film transparente para evitar la pérdida de vapor, te quedarán más tiernas.
  • Arroz y quínoa. Ambos se cocinan de forma muy similar, pero en el caso de la quinoa, recuerda que es necesario lavarla previamente para eliminar sustancias amargas. Después, pon agua a hervir (dos medidas de agua por una de arroz /quínoa) y una vez que rompa a hervir, mezcla en un bol el agua y el arroz/quínoa, y tapa con film. Ponlo 8 minutos a máxima potencia y luego otros 5 minutos a media potencia. ¡Listo para comer!
  • Bizcocho de café y nueces. Tan solo tienes que mezclar todos los ingredientes y meterlo al micro durante seis minutos a máxima potencia. En nada de tiempo tendrás un bizcocho de lo más esponjoso para cuando quieras darte un capricho.

 

¿No nos dirás que no es fácil comer bien y hacerlo en poco tiempo gracias al microondas?

Comentarios (0)

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)