< volver

Albóndigas de pixín. ¡Qué buenas están!

Por Cefe, 28 de abril de 2012

Añade esta receta a tu lista de favoritos

Cada vez que leemos “albóndigas” pensamos inmediatamente en carne, ¿verdad? Pues hoy queremos romper con la tradición y cocinar estas albóndigas de pescado, en concreto, de pixín. ¿Te animas a innovar?

TIEMPO DE ELABORACIÓN: 60 min

INGREDIENTES 4 PERSONAS:

Para las albóndigas:

  • 500 gramos de rape (pixín)
  • 1 chorrito de leche
  • 2 rebanadas de pan de molde
  • 2 dientes de ajo
  • 1 huevo
  • Aceite
  • Perejil
  • Sal
  • Pimienta blanca

Para la salsa:

  • 1 brik de tomate frito
  • 1 tomate
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • 1 copa de vino blanco

ELABORACIÓN:

Comenzamos picando el rape muy fino (en Asturias solemos llamarlo pixín). Una vez picado, lo ponemos en un bol junto con los dos dientes de ajo, el huevo y el perejil picado, que le va a dar mucho sabor. Añadimos sal y pimienta blanca y lo removemos todo bien haciendo una masa.

En otro bol echamos un chorro de leche y empapamos las dos rebanadas de pan de molde. Esto hará que nuestras albóndigas estén aún más jugosas. Sacamos el pan de la leche y se lo añadimos al rape. Lo mezclamos todo nuevamente hasta que esté bien ligado.

Una vez que nuestra masa está lista ya podemos empezar a hacer nuestras albóndigas. Hacemos bolitas ayudándonos con una cuchara o directamente con nuestras manos. A continuación, las pasamos por harina y las freímos en aceite caliente. Vamos dando vueltas para que no se quemen porque lo que queremos es que estén bien doradas por fuera.

El truco de Cefe: Si vemos que la masa nos está quedando muy líquida podemos añadir un poco de pan rallado para que espese.

Una vez que nuestras albóndigas estén fritas comenzamos con la salsa.

Cortamos el tomate, la cebolla y la zanahoria en trocitos muy pequeños y junto con un buen chorro de aceite lo ponemos a pochar en una sartén. Lo haremos a fuego suave para que vayan haciéndose poco a poco. Cuando ya tengamos las verduras blandas le añadimos la copa de vino blanco y transcurrido un minuto, para que de tiempo a que se evapore el alcohol, añadimos el brik de tomate. Lo removemos todo bien y, una vez que esté listo, lo trituramos. Después lo colaremos para evitar que pueda quedar algún tropiezo.

Volvemos a poner esta salsa al fuego y añadimos las albóndigas para que se acaben de guisar.

Ya está listo nuestro plato. Para servir, puedes acompañarlo de unos guisantes o unos dados de patata frita.

Consejo de Cefe: quita la acidez al tomate añadiendo un poco de azúcar.

Comentarios (0)

Añade esta receta a tu lista de favoritos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)