< volver

Bizcocho de fresas

Por Reyes, 24 de abril de 2017

Añade esta receta a tu lista de favoritos
Bizcocho de fresas

 

¡Muy buenos días amigos! Hoy quiero compartir con todos vosotros una receta que me tiene enamorada. Este bizcocho repleto de fresas es super tierno y esponjoso y tiene un aroma intenso y fragante a fresas que inundará toda la casa... ¡es una delicia! Es muy sencillo de preparar, apto para principiantes y lo mejor es que las fresas le aportan una jugosidad extra que hace que se mantenga igual que el primer día durante una semana... ¡Incluso mejora con el paso de los días me atrevería a decir!

 

Dificultad: muy fácil
Tiempo: 15 minutos + horneado
Ingredientes:

  • 180 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 250 g de azúcar
  • 3 huevos, ligeramente batidos
  • 1 vaina de vainilla (o una cucharadita de aroma)
  • 50 ml de leche
  • 250 g de harina
  • 2 cucharaditas de levadura química
  • ½ cucharadita de sal
  • 300 g de fresas, lavadas y sin rabito 

 

Elaboración:

1. Comenzamos precalentando el horno a 160ºC. Preparamos el molde que vayamos a utilizar forrándolo con papel vegetal humedecido o bien engrasándolo con un poco de mantequilla.

2. Machacamos las fresas con la ayuda de un machacador o bien pisándolas con un tenedor o con el mazo del mortero, hasta que tengamos una especie de puré pero con trocitos de fresa, que no quede todo machacado del todo.

3. Batimos muy bien la mantequilla con el azúcar, hasta que la mezcla esté esponjosa y haya emblanquecido un poco, hasta que tenga un tono pálido. Nos podemos ayudar de unas varillas eléctricas para esta tarea.

4. Ahora vamos añadiendo los huevos batidos, muy poco a poco, integrándolos bien en la mezcla antes de echar más huevo, para evitar que esta se nos corte.

5. La añadimos ahora las semillas de la vaina de vainilla o el aroma.

6. Añadimos la leche y removemos de nuevo.

7. Tamizamos encima la harina junto con la levadura y añadimos la pizca de sal. Removemos con suavidad hasta que se integre.

8. Añadimos por último las fresas y removemos, pero tampoco completamente, para crear un efecto marmolado en la mezcla.

9. Colocamos la masa en el molde y lo horneamos durante aproximadamente 1 hora, o hasta que al pinchar el centro del bizcocho con una aguja, ésta salga limpia.

10. Dejamos enfriar parcialmente en el molde antes de desmoldar, para evitar que se nos pueda romper al estar muy tierno por el calor. 

 

Sugerencia de la Cocina de Alimerka:

Podéis utilizar esta misma receta con frutos del bosque, quedará muy rica también, y en ese caso os recomiendo que le añadáis ralladura de limón para darle un toque muy rico. El bizcocho se conserva perfectamente durante una semana guardado en un recipiente hermético forrado con papel vegetal.

¡Espero que os haya encantado!