< volver

Bollitos de cebolla caramelizada, una receta de pan muy suave

Por Alimerka, 9 de enero de 2013

Añade esta receta a tu lista de favoritos

Para empezar y no parar. Los bollitos de cebolla caramelizada tienen un sabor fino y aromático que no tardará en conquistarnos. Con esta receta los preparamos de forma casera para que los tengamos recién hechos siempre que queramos.

INGREDIENTES:

  • 250 grs de harina
  • 1 taquito de levadura de panadería de Alimerka
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharaditas rasas de vinagre de módena
  • 150 ml de agua
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de miel
  • Aceite de oliva

ELABORACIÓN:

Comenzamos pelando y picando en láminas finas la cebolla y el ajo. En una sartén calentamos dos cucharadas de aceite y, cuando esté caliente, las echamos a sofreír. Las hacemos a fuego medio-alto durante 10 minutos sin dejar de remover. En el último minuto añadimos dos cucharaditas rasas de vinagre de módena y lo dejamos atemperar, separado del fuego, hasta que se temple.

Disolvemos un poco más de medio taquito de levadura en una cucharadita del agua templada y lo reservamos. Después tamizamos la harina y la sal en un bol, hacemos un hueco en el centro y echamos el resto del agua, el sofrito de cebolla y una cucharada de miel en él. Amasamos bien la mezcla hasta conseguir una masa homogénea y pegajosa.

Pasamos a la mesa. La rociamos con un poco de harina y trabajamos en ella la masa durante 10 minutos. Después le damos forma de bola, enharinamos el bol y dejamos la masa fermentar dentro durante otros 10 minutos. Es importante que la tapemos con un paño y situemos el bol en un lugar cálido.

Pasado este tiempo traemos, de nuevo, la masa a la mesa de la cocina. La trabajamos durante 5 minutos y la dividimos en tantas porciones como bollos queramos hacer. Según si los preferimos de forma redondeada o alargada les damos una y otra forma. Es importante que les hagamos unos cortes superficiales para que la corteza crezca durante el horneado.

Ahora untamos de aceite de oliva la bandeja del horno, colocamos los bollitos de cebolla caramelizada bien separados, los tapamos con un paño y les dejamos hacer la segunda fermentación en un lugar cálido durante 1 hora.

Unos minutos antes de que se cumpla el tiempo del fermentado ponemos el horno a calentar a 230ºC y, cuando esté caliente y los bollitos hayan doblado su tamaño, introducimos la bandeja a hornear. En 14 o 16 minutos estarán listos.

Sugerencia de La Cocina de Alimerka: Es importante que pulvericemos el interior del horno con agua para mantenerlo húmedo y que el pan no se nos quede seco. Así esta receta será un éxito asegurado.

Comentarios (0)

Añade esta receta a tu lista de favoritos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)