< volver

Bombones de caramelo y chocolate con un toque de sal

Por Reyes, 17 de septiembre de 2018

Añade esta receta a tu lista de favoritos
Alimerka

 

Hoy vamos a preparar unos bombones deliciosos y con una apariencia magnífica, ideales para regalar y sorprender a nuestros seres queridos. Llevan una capa de caramelo que vamos a elaborar con leche condensada y otros ingredientes y luego una capa de cremoso chocolate y un toque de escamas de sal por encima para darle el toque final. No son complicados de preparar, tan sólo tendremos que tener un poquito de paciencia para respetar los tiempos de reposo.


 Dificultad: media

 

Tiempo: 30 minutos + reposo

 

Ingredientes: (Para unos 60 bombones)

  • 1 lata pequeña de leche condensada
  • 200 g de azúcar moreno
  • 180 ml de sirope de ágave
  • 220 g de mantequilla
  • 2 cucharaditas de vainilla líquida ( o las semillas de dos vainas)
  • 175 g de chocolate negro mínimo 70% cacao 
  • 60 ml de nata para montar
  • 1 cucharadita de escamas de sal

 

Elaboración:

Vamos a comenzar preparando nuestro molde con papel vegetal humedecido. Yo utilizo una fuente rectangular mediana.

Vamos a colocar en un cazo la leche condensada, el azúcar moreno, el sirope de ágave y la mantequilla y lo cocinamos a fuego medio durante unos 8 minutos, hasta que comience a burbujear, en ese momento vamos a cocinarlo durante unos 10 minutos, hasta que tengamos un caramelo blandito. Le añadimos la vainilla y lo mezclamos bien y distribuímos la mezcla en el molde y lo dejamos reposar a temperatura ambiente hasta que se enfríe por completo, durante unas dos horas aproximadamente.

Derretimos la nata junto con el chocolate en un recipiente en el microondas o bien en un cazo y cuando la mezcla anterior esté fría le ponemos la capa de chocolate por encima, dejamos que repose unos cinco minutos y le añadimos las escamas de sal. Llevamos a la nevera hasta que solidifique por completo y luego ya podremos cortarlo en bombones pequeñitos.

 

Sugerencia de la Cocina de Alimerka

Podemos envolver cada bombón en papel de celofán o bien colocarlos en cápsulas cuadradas pequeñas dentro de una caja bonita y así tener un original detalle con el que sorprender a nuestros seres queridos. Los bombones se conservan en la nevera y duran bastante tiempo sin ningún problema.

Comentarios (0)

Añade esta receta a tu lista de favoritos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)