< volver

Brocheta de vieiras y langostinos

Por Cefe, 10 de diciembre de 2020

Añade esta receta a tu lista de favoritos


Vamos a crear una brocheta con vieiras y langostinos que podremos utilizar como guarnición de pescados, un acompañamiento perfecto. Otra opción posible es utilizar estas brochetas como entrante de una rica cena.
Las cantidades que vamos a utilizar por brocheta es orientativa, puedes hacerlas más o menos grandes según tus gustos. Otra idea es la de añadirle verduras entre vieira y langostino, eso a tu gusto. 

Dificultad: fácil

Tiempo: 10 minutos

Ingredientes: para 1 brocheta

  • 2 langostinos (un buen tamaño son los del número 1)
  • 2 vieras (si son grandes utiliza 1)
  • Aceite de oliva
  • Sal al gusto
  • 1 leve chorrito de brandy o coñac

*Para espesar la salsa utilizaremos Maizena 


Elaboración:

  • Pelamos los langostinos. En una sartén con un chorrito de aceite salteamos las cabezas de los langostinos junto con el hígado de las vieiras. Ponemos una pizca de sal y cuando comiencen a dorarse, añadimos el brandy. Dejamos que el alcohol se evapore e incorporamos un vaso grande de agua, para conseguir una salsa que será ideal para mojar las brochetas.
  • Dejamos que hierva todo y trituramos hasta conseguir una crema. Colamos y ponemos nuevamente al fuego a reducir, buscando que espese. Puedes ligarlo con un poco de Maizena para que se engorde.
  • Por otro lado, embrochetamos los langostinos y las vieras de la manera que más os guste, poniendo sal por todas partes.

 

Ahora tenemos 2 opciones de cocinarlas:

  • Si lo deseas las puedes hacerlas al horno. Para ello, simplemente tendrás que colocarlas en una bandeja de horno con un chorrito de aceite y hornear durante 10 minutos a 180ºC hasta que estén bien doradas.
  • Si las hacéis en sartén, utiliza una que esté en perfectas condiciones para evitar que se te peguen y rompan.

 

Sugerencias de la Cocina de Alimerka:

Si no tienes vieiras, puedes utilizar zamburiñas.
Además, recuerda no cocinarlas en exceso para evitar que se queden secas, ya que sino su sabor en boca es como “si comieras un chicle” muy gomoso. 

Comentarios (0)

Añade esta receta a tu lista de favoritos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)