< volver

Caldo gallego

Por Cefe, 31 de octubre de 2015

Añade esta receta a tu lista de favoritos
Caldo gallego.

 

En la amplia y diversa gastronomía gallega, encontramos un plato que sobresale por encima del resto en cuanto a tradición se refiere.

Un potaje muy parecido a nuestro pote de berzas, con una diferencia, que este se prepara con grelos, dándole un toque mas amargo, pero que podremos sustituir por repollo perfectamente.

El caldo que cocinaremos a continuación, será perfecto para combatir los días fríos... y es que no hay nada mejor que un plato de cuchara para asentar el estómago.
 

DIFICULTAD: media

TIEMPO: 1 hora

INGREDIENTES para cuatro personas: 

  • 150 gr. de alubias pequeñas
  • 600 gr. de grelos o repollo
  • 400 gr. de costilla de cerdo
  • Un trozo de lacón
  • 500 gr. de patata
  • Perejil
  • Sal / aceite virgen extra / pimentón


ELABORACIÓN

1. Comenzamos poniendo las alubias a remojo el día antes.

2. Al día siguiente ponemos en una olla abundante agua y añadimos las alubias, el lacón, la costilla junto con el unto y dejamos que se cocine a fuego suave durante una hora aproximadamente. Si lo hacemos en olla express tardará en torno a los 40 minutos.

3. Turno de las verduras: picamos los grelos o el repollo en tiras no muy grandes y las ponemos a cocer en una olla con agua hirviendo durante 5 minutos para quitarle el sabor a “verde”. Tras este paso las escurrimos y las añadimos a las alubias. Hacemos lo mismo con las patatas; las cortamos en trozos pequeños (cachelos) y las añadimos a las alubias y el repollo. Dejamos que se cocine todo a fuego suave durante 30 minutos más. 

4. Para concluir añadimos sal y un chorrito de de aceite de oliva virgen extra, y ya tendremos nuestro caldo gallego.

 Al igual que el pote de berzas asturiano, el caldo gallego es un plato que se disfruta mucho mejor al día siguiente.

 

Sugerencia de La Cocina de Alimerka

Si lo deseas, puedes completar este plato agregándole chorizo previamente cocido para potenciar mas su sabor y dejarlo lo mas tradicional posible.

Simplemente con cocerlo a parte y agregarlo al final justo antes de servir será suficiente.          

           

Comentarios (0)

Añade esta receta a tu lista de favoritos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)