< volver

Canelones a la boloñesa. Todo un clásico italiano.

Por Alimerka, 6 de junio de 2013

Añade esta receta a tu lista de favoritos

Un plato típico de la cocina italiana conocido en el mundo entero. Y es que los canelones a la boloñesa están simplemente deliciosos, son muy sencillos de preparar y gustan a grandes y pequeños. Seguro que todos se sientan encantados a la mesa. Vamos con el paso a paso.

INGREDIENTES:

  • 16-20 placas para canelones

Para la salsa boloñesa:

  • ½ kilo de Ternera Asturiana picada
  • 1 bote de tomate triturado (400 gramos)
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • Hierbas: perejil, albahaca y tomillo
  • Sal y pimienta
  • Azúcar

Para la bechamel:

  • 30 gr de mantequilla
  • 30 gr de harina
  • ½ litro de leche
  • Sal
  • Nuez moscada

Para gratinar:

  • 100 gr de queso rallado Emmental
Compra estos ingredientes en Alimerkaonline.es >

ELABORACIÓN:

Empezamos preparando una salsa boloñesa muy fácil. En primer lugar, picamos la cebolla y la zanahoria en trocitos muy pequeños. Echamos estas verduras a la sartén con una gota de aceite de oliva y dejamos pochar unos minutos. Añadimos una pizca de sal para que vayan soltando su jugo.

A continuación, vamos a ir añadiendo la carne picada que habremos salpimentado y removemos bien. Cuando veamos que la carne va cogiendo color, echamos nuestro bote de tomate triturado. Podemos añadir un par de cucharadas de azúcar para corregir la acidez del tomate. Dejamos que vaya reduciendo la salsa y añadimos nuestras hierbas aromáticas al gusto, aunque a la boloñesa le van a la perfección el perejil, la albahaca y el tomillo. Dejamos que se siga haciendo y cuando consigamos la textura deseada, apartamos del fuego y reservamos.

Ahora vamos con la bechamel. La clave para que todo salga bien es tener mucha paciencia y utilizar leche templada. En un cazo derretimos los 30 gramos de mantequilla y mezclamos enérgicamente con los 30 gramos de harina, sin dejar de remover. Así conseguimos que la harina se haga bien. A continuación vamos añadiendo la leche poco a poco. Nos lo irá pidiendo. Salpimentamos y seguimos a fuego medio hasta conseguir una salsa homogénea. Nos llevará más o menos unos 15-20 minutos.

Por otro lado, preparamos las placas para canelones siguiendo las indicaciones que nos da el fabricante. Normalmente se suelen cocer en agua con sal durante unos 7-8 minutos. Cuando estén en su punto, las retiramos y colocamos sobre un paño húmedo.

Llega el momento de montar nuestros canelones. Vamos a tener preparada una fuente de horno para ir colocando la mezcla. Cogemos una lámina de pasta, colocamos el relleno encima y cerramos con la parte del pliegue boca abajo en la fuente de horno. Así, lo vamos haciendo con el resto.

A continuación, cubrimos los canelones con salsa bechamel, espolvoreamos con nuestro queso rallado y directo al horno. Lo dejamos unos 20 minutos a 180 grados.

Esperamos que os guste la receta y la disfrutéis en buena compañía.

Comentarios (0)

Añade esta receta a tu lista de favoritos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)