< volver

Canutillos de ternera con gelatina de piquillos

Por Cefe, 1 de diciembre de 2015

Añade esta receta a tu lista de favoritos
Canutillos de ternera con gelatina de piquillos.


Hace no mucho tiempo, hice en la televisión una receta muy similar a esta. Llamó tanto que decidí reeditarla ahora para que vosotros la pudierais hacer en casa.

Se trata de una receta que podremos disfrutar tanto caliente como fría, porque al cocer la carne haremos que se mantengan todos sus jugos en su interior y no nos quede una carne seca.

Vamos con el desarrollo de la receta.  

DIFICULTAD: Media

TIEMPO: 1 hora

INGREDIENTES para cuatro personas: 

  • 600 g de carne picada
  • 200 g de pimientos del piquillo en tiras
  • Seis colas de gelatina
  • 80 g de aceitunas negras sin hueso
  • 200 g de queso fresco
  • Adobo (2 cucharadas de sal, 1 cucharada de pimentón)


ELABORACIÓN:

1. Comenzamos añadiendo la carne picada en un bol y añadimos la sal y el pimentón del adobo. Amasamos reservamos.

2. En la mesa de la cocina estiramos una lamina grande de papel film, en la que colocaremos la carne, y la envolveremos para cocerla. Colocamos justo encima otra tira de film para darle más dureza y no nos entre agua dentro de la carne cuando vayamos a cocerla.

3. Colocamos a lo largo del film la carne y lo aplastamos para que lo podamos envolver y trabajar mejor. Picamos el queso y colocamos trocitos justo encima.

4. Cubrimos con otra capa de carne y lo cerramos como si fuera un canutillo. Es importante volver a pasarlo tantas veces sea necesario para que nos quede bien sellado y duro. No te preocupes, utiliza el film que te sea necesario con tal de que nos quede bien cerrada y dura.

5. Colocamos una olla grande con agua a hervir y cuando esté preparada añadimos los canutillos de carne dentro de la olla a cocer durante 20 minutos aproximadamente para que se cocine bien en su interior. Por último, lo dejamos enfriar antes de quitarle el film.

6. Vamos con la cobertura: La gelatina es muy sencilla de elaborar. Ponemos a calentar los pimientos y los trituramos. Por otro lado, hidratamos las colas de gelatina en un bol con agua durante tres minutos y tras este paso, las disolvemos en la crema caliente de piquillos. Dejamos que se enfríe un poco antes de recubrir la carne.

7. Con los canutillos de ternera bien fríos, les quitamos el film con mucho cuidado, contándolo por los extremos y añadimos por encima la crema de piquillos. Es importante haber dejado que esta cuaje un poco antes, para que lo tape por completo. Lo metemos nuevamente en la nevera a enfriar para que se cuaje por completo la gelatina.

Ahora, y tras haber pasado unas horas, podrás cortar la carne en tiras y utilizarlo como fiambre. Al haber cocido la carne, la podréis disfrutar a temperatura ambiente y así no perderá ni gota de sabor.
 

Comentarios (0)

Añade esta receta a tu lista de favoritos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)