< volver

Conejo a la peperonata

Por Cefe, 23 de febrero de 2021

Añade esta receta a tu lista de favoritos

 

La peperonata es un plato a base de pimientos confitados, cebolla y tomate. Receta típica del sur de Italia, se suele acompañar tanto de platos de carne como de pescados, siendo una gran idea para tomar como aperitivo sobre una tosta.
Nosotros, en esta ocasión, lo vamos a cocinar con conejo. Una carne muy saludable ya que contiene un alto nivel proteico, muy poca grasa y es muy económica. 

Dificultad: fácil

Tiempo: 1 hora

Ingredientes: para 2-3 personas

  • 1 conejo troceado
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • 1 cebolla
  • 2 tomates
  • Aceitunas verdes al gusto
  • Aceitunas negras al gusto
  • Sal al gusto
  • Aceite de oliva para cocinar
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 1 litro de caldo de pollo*

Un buen adobo para la carne es: Mezcla de ajo, perejil y aceite todo bien picado. Untamos el conejo.

* Pues sustituir el caldo de pollo por agua.

 

Elaboración:

  • Tras tener el conejo troceado, lo adobamos al gusto con un poco de ajo, sal, pimienta y ajo o si lo deseas el que te cito arriba. Puedes prepararlo con anterioridad para potenciar su sabor.
  • En una olla lo doramos hasta que obtenga buen color. Reservamos en un bol.
  • En la misma cazuela, añadimos otro leve chorrito de aceite de oliva y ponemos la cebolla junto con los pimientos cortados en tiras. Dejamos que se sofría durante unos 5 minutos a fuego medio.
  • Incorporamos el tomate (rayado o troceado) junto con el medio vasito de vino blanco. Dejamos que se evapore el alcohol.
  • En este momento, podéis añadir especias al gusto. Unos granos de pimienta, un toque de tomillo y romero por ejemplo. Si quieres puedes mantener todas las especias juntas y retirarlas cuando quieras envolviéndolas en una venda.
  • Añadimos el conejo y lo cubrimos con el caldo, dejando que el guiso se vaya haciendo a fuego lento durante 30 minutos aproximadamente.
  • Por último, picamos las aceitunas y se las añadimos al guiso justo antes de servir.

 

Sugerencias de la Cocina de Alimerka:

Una vez que te pongas a emplatar, si tienes demasiado caldo, ponlo a reducir a fuego fuerte para conseguir una salsa más concentrada y espesa. De esta manera potenciaremos aún más el sabor de la carne.

Para este plato no es necesario ningún tipo de acompañamiento, pero sí lo tuviese que acompañar con algo, sería con una buena ensalada de lechuga asturiana, tomate maduro y una cebolla cortada lo más fino posible.

Comentarios (0)

Añade esta receta a tu lista de favoritos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)