< volver

Cookies de chocolate y avellanas sin gluten y sin azúcar

Por Reyes, 3 de enero de 2020

Añade esta receta a tu lista de favoritos

 

Estas deliciosas galletas de chocolate y avellanas no llevan ni un solo gramo de harina ni de azúcar, y encima presumen de ser tiernas por dentro y crujientes por fuera. Su sabor recuerda a la clásica crema de leche, cacao y avellanas, por lo que engatusarán a pequeños y grandes. Además, no contienen ni gluten ni lactosa, y son aptas para veganos y vegetarianos, por lo que son aptas para, -casi-, todos los públicos. ¿Alguna ventaja más? ¡Sí! Solo llevan cinco ingredientes y quince minutos de elaboración. 

Dificultad: muy fácil

Tiempo: 15 minutos + horneado

Ingredientes para unas 10-12 galletas:

•  200 g de avellanas tostadas

•  2 cucharadas soperas de cacao en polvo puro, sin azúcar

•  6 dátiles de la variedad medjoul, sin hueso (puedes encontrarlos a granel en nuestra frutería)

•  1 cucharada sopera de semillas de chía

•  1 pizca de sal

Elaboración:

Precalentamos el horno a 170ºC y forramos la bandeja con papel vegetal.Ponemos las semillas de chía en una taza y las hidratamos con tres cucharadas soperas de agua. Mezclamos bien y dejamos reposar cinco minutos. Con esto formaremos un falso huevo de chía que nos ayudará a que la masa de nuestras galletas cuaje.

Trituramos 150 g de avellanas lo más fino que podamos, hasta que tengamos una especie de harina con algo de textura. Los otros 50 g los picamos en pequeños trozos, que nos servirán para decorar nuestras galletas. Por otro lado, trituramos también los dátiles con una cucharada sopera de agua y el falso huevo de chía. Estará listo cuando se forme una pasta.

En un bol colocamos las avellanas molidas, la pasta de dátiles, el cacao en polvo y la sal, y mezclamos muy bien hasta formar una masa. Con ella, damos forma a pequeñas bolas, que aplastaremos ligeramente con las manos para dar forma a las galletas. Colocamos una de sus caras encima de las avellanas picadas y presionamos ligeramente para que se peguen a ellas. Las colocamos en la bandeja del horno y dejamos que se hagan durante 12 minutos aproximadamente. Dejamos que se enfríen por completo en la bandeja.

 

Sugerencia de La Cocina de Alimerka:

Puedes cambiar las avellanas por otro fruto seco, por ejemplo, nueces o cacahuetes. Solo procura que no lleven sal para que sean lo más naturales posibles.

Comentarios (0)

Añade esta receta a tu lista de favoritos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)