< volver

Crema de calabaza con albóndigas de garbanzos con quinoa y acelgas

Por Cefe, 28 de enero de 2017

Añade esta receta a tu lista de favoritos
Crema de calabaza con albóndigas de garbanzos con quinoa y acelgas

 

Estamos acostumbrados a las típicas albóndigas de carne, de pescado, pero ¿conocéis las de garbanzos con quínoa y acelgas? Una propuesta diferente y muy saludable.

¿Estás preparado? 

 

DIFICULTAD: Fácil
TIEMPO: 60 minutos
INGREDIENTES (para 4 personas):

  • 1 calabaza tamaño medio
  • 2 puerros
  • 1 cebolla
  • 300 g. de garbanzos cocidos
  • 120 g. de quinoa
  • 10 hojas de perejil
  • 1 cucharada pequeña de pimienta negra
  • 4 cucharadas grandes de aceite de oliva
  • 10 hojas de acelgas
  • sal al gusto 

 

ELABORACIÓN:

1. Comenzamos con la crema. Para ello, pelamos y picamos la calabaza. La ponemos a cocer en una olla con abundante agua hasta que esté bien cocida. Tras este paso, la escurrimos y reservamos.

2. Picamos los puerros y la cebolla. Lo añadimos a una olla con 2 cucharadas de aceite. Agregamos una pizca de sal y dejamos que se poche mientras se cuece la calabaza.

3. Con las verduras pochadas, incorporamos la calabaza cocida, lo mezclamos todo conjuntamente y añadimos agua si fuera necesario hasta conseguir una crema no muy espesa. Para concluir probamos de sal y ya tendremos nuestra crema de calabaza lista.

4. Para las albóndigas. Lavamos la quinoa bajo el grifo y añadimos 2 partes de agua. Dejamos cocer durante 15 minutos a fuego medio. Tras este paso, agregamos la quínoa a los garbanzos cocidos previamente cocidos y sin líquidos. Agregamos las acelgas picadas en crudo.

5. Machacamos los garbanzos con un tenedor. Añadimos el perejil picado para potenciar su sabor.

6. Con la masa de los garbanzos, nos ayudaremos de 2 cucharas para hacer unas pequeñas bolas que serán nuestras albóndigas que colocaremos sobre una bandeja con papel de horno.

7. Con el horno precalentado, horneamos nuestras albóndigas a una temperatura de 180ºC durante 25 minutos. Tras este paso, tendremos unas albóndigas sin harinas perfectas para mezclar con nuestra crema de calabaza.

 

Sugerencias de la Cocina de Alimerka:

Si lo deseas puedes añadir a la masa de garbanzos una cucharada de harina de maíz grande, para poder moldearlas y así poder freírlas para que se terminen de cocinar en la crema de calabaza. 

Comentarios (0)

Añade esta receta a tu lista de favoritos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)