< volver

Flores extremeñas

Por Reyes, 7 de abril de 2017

Añade esta receta a tu lista de favoritos
Flores extremeñas

 

¡Hola amigos! Hoy estoy muy contenta porque he hecho mis primeras flores y he de deciros que he tenido que hacer varias pruebas con la masa, ya que al principio me quedaba demasiado líquida y no se me agarraba bien al molde. Después de un par de intentos salieron estas flores tan ricas que aquí os presento. Espero que las disfrutéis muchísimo y que os encante la receta.

 

Dificultad: fácil
Tiempo: 10 minutos + fritura
Ingredientes: para unas 12 flores

  • 250 g de harina de repostería
  • 150 ml de leche
  • 50 ml de aceite de oliva
  • 3 huevos
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 chorrito de anís o coñac o cualquier licor
  • la ralladura de un limón pequeño
  • azúcar y canela para rebozar las flores
  • aceite de oliva o girasol para freir 

 

Elaboración:

1. Ponemos en un bol la harina, junto con la leche, el aceite de oliva, los huevos, la sal, el azúcar, el anís y la ralladura de limón y trituramos todo bien con la batidora hasta obtener una masa lisa, con más o menos la textura de unas natillas. Es posible que tengas que rectificar la cantidad de leche o de harina en función de si te ha quedado la masa demasiado espesa o líquida.

2. Calentamos el aceite en una sartén con el molde para hacer las flores dentro y cuando esté bien caliente, sacamos el molde y lo introducimos en la masa, sin llegar hasta arriba del molde, con unas ¾ partes será suficiente.

3. Pasamos el molde con la masa a la sartén y sumergimos en el aceite, dando unos golpecitos para que se vaya soltando la flor.

4. Doramos bien para que se queden bien crujientes y pasamos a una fuente con papel absorbente. Espolvoreamos con abundante azúcar y canela. 

 

Sugerencia de la Cocina de Alimerka:

Es muy importante que el molde de las flores esté muy caliente antes de introducirlo en la masa, así la masa se soltará bien del molde cuando contacte con el aceite. También se pueden espolvorear simplemente con azúcar glas.

¡Espero que os hayan encantado, en casa han triunfado, el único problema que tienen es que son adictivas!

Comentarios (0)

Añade esta receta a tu lista de favoritos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)