< volver

Pan de nueces y pasas sin amasado

Por Reyes, 28 de enero de 2019

Añade esta receta a tu lista de favoritos
Alimerka

 

¡Hola amigos! Tenía muchísimas ganas de probar la famosa receta de pan sin amasado del genial maestro panadero Ibán Yarza y aquí os la traigo hoy en una versión con nueces y pasas que realmente no puede ser más fácil, tan sólo tendremos que tener un poquito de paciencia porque el único secreto que tiene es tiempo de reposo en la nevera, donde tendremos nuestra masa hasta 24 horas. El resultado me ha sorprendido muchísimo y es que sale un pan riquísimo y con una textura deliciosa, os animo sin duda a que os pongáis manos a la obra para preparar hoy mismo esta delicia.

 

Dificultad: muy fácil

 

Tiempo: 10 minutos + reposos

 

Ingredientes

  • 500 g de harina (yo utilicé la de repostería de marca Alimerka, es importante que no tenga mucha fuerza, sino con un contenido en proteínas de entre 9-11 gramos, podéis verlo en la etiqueta nutricional del paquete)
  • 330 g de agua
  • 10 g de sal
  • 5 g de levadura fresca
  • 80 g de nueces
  • 80 g de pasas

 

Elaboración:

Vamos a comenzar poniendo en un bol amplio la levadura desmenuzada y le añadimos encima el agua, la harina, la sal, las nueces y las pasas y mezclamos todo con la mano hasta que se forme una masa pegajosa (si es necesario añadir un pelín más de agua, tiene que quedar una masa pegajosa que se pega a las manos)

Dejamos reposar la masa cinco minutos y la cogemos por un lado para estirarla todo lo que podamos y la doblamos sobre sí misma, como si doblásemos una bufanda por la mitad). 

Cubrimos bien con film y llevamos a la nevera hasta 24 h.

Cuando salga de la nevera ha de haber crecido bastante, si esto no sucediese se puede dejar a temperatura ambiente una hora o dos, pero lo normal es que haya crecido bastante.

Ponemos la masa en una superficie bien enharinada y le damos la forma desada al pan y la dejamos reposar cubierta con un paño hasta que vuelva a doblar su volumen. Cuando esté lista podemos hacerle un corte en forma de cruz.

Precalentamos el horno a 250ºC con la bandeja dentro y cuando esté listo sacamos la bandeja con cuidado de no quemarnos y pasamos el pan a la bandeja con papel vegetal y lo metemos en el horno, ponemos el calor solo abajo, e introducimos otra bandeja en la parte inferior con agua caliente, o bien una fuente o recipiente apto para horno con agua, esto hará que la corteza se quede bien crujiente. Horneamos durante 10 minutos con calr sólo abajo y luego bajamos el horno a 210ºC y retiramos la bandeja del agua y horneamos unos 40 minutos más, ahora con calor arriba y abajo.

Dejamos enfriar completamente antes de cortarlo.

 

Sugerencia de la Cocina de Alimerka

En vez de pasas y nueces puedes dejar volar tu imaginación para hacer panes de diferentes sabores. Te recomiendo que pruebes a añadirle trocitos de naranja confitada y de chocolate negro y ya verás qué delicia de pan.

Comentarios (0)

Añade esta receta a tu lista de favoritos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados (*)